30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de Murcia
Ucomur

El presidente del Gobierno destaca el papel de la Economía Social en los planes de recuperación

30.09.2020 | 04:00
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (en el centro), recibió al presidente de CEPES y UCOMUR, Juan Antonio Pedreño (a su derecha), en Moncloa la pasada semana. MONCLOA

Una delegación de la Junta Directiva de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) encabezada por su presidente, Juan Antonio Pedreño, se reunió el pasado 24 de septiembre en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Durante el encuentro se abordó la labor que va a tener la Economía Social en los planes de recuperación económica de la Unión Europea (Next Generation), en materias como la economía verde, la digitalización de empresas o la reindustrialización. En este plan trabajarán conjuntamente CEPES, el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el equipo económico del Gabinete de la Presidencia.

Juan Antonio Pedreño destacó el apoyo del presidente Pedro Sánchez a la Economía Social como un modelo empresarial necesario en las políticas de reconstrucción, insistiendo en su capacidad de resiliencia y su aportación a la cohesión territorial y la generación de empleo estable y de calidad, en un modelo en el que el centro está en las personas y no en la cuenta de resultados.

Pedreño afirmó que desde la Economía Social se quiere contribuir a la reconstrucción de España: «Hemos trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que, con los recursos necesarios en las políticas de recuperación, la Economía Social no sólo mantendría el empleo, sino que sería capaz de generar 50.000 nuevos empleos cuando lleguen los fondos correspondientes».

Desde CEPES consideran de gran importancia que el Gobierno de Sánchez haya definido a la Economía Social como un actor fundamental de las políticas de reconstrucción «para un futuro sostenible, inclusivo y con empresas comprometidas con las personas y los territorios».

Para el presidente de CEPES la situación actual «invita a repensar objetivos como eficiencia y resiliencia, a la vez que supone una oportunidad para mejorar la vida de las personas», ya que la Economía Social refuerza la transición hacia sociedades más resilientes a través de principios como la solidaridad, la cooperación o el impactos económico y social.

«Queremos contribuir a dar una forma diferente a nuestra sociedad y desarrollar una visión compartida para reconstruir mejor a España. Por eso, pedimos asientos en las mesas donde se construyen las políticas públicas», explicó Juan Antonio Pedreño. «Desde la Economía Social somos empresas de futuro, rentables social y económicamente, con valores como resiliencia social y económica, cohesión territorial y social, sostenibles e inclusivo, comprometidas con su territorio y que no se deslocalizan, que reducen las desigualdades y apuestan por la necesaria transformación digital como medida para mejorar la competitividad que permita seguir creando empleo estable», recalcó Pedreño.

Durante el encuentro, CEPES valoró el trabajo el Ministerio de Trabajo y Economía Social, especialmente el de la Ministra Yolanda Díaz y de todo su equipo por su apoyo a la Economía Social y por la puesta en marcha de numerosas iniciativas, como es el diseño de la nueva Estrategia Española de la Economía Social 2021-2027 que ya se ha empezado a trabajar con CEPES y con todas las CCAA. En la reunión también se mencionó «el comportamiento envidiable» de la Economía Social durante el confinamiento, tiempo en el que muchas empresas centraron su trabajo en la producción de equipos sanitarios y de protección, así como asegurar la producción y distribución de alimentos y servicios básicos.

Los principios de la Economía Social son el principal atractivo de este modelo empresarial para la reconstrucción ya que prevalecen las personas y el fin social sobre el capital, además de una gestión autónoma y transparente, democrática y participativa, que a la hora de tomar decisiones prioriza a las personas y sus aportaciones de trabajo en lugar de sus aportaciones al capital social. Otro de sus principios que orienta la Economía Social en España es la promoción de la solidaridad interna y con la sociedad que favorece el compromiso con el desarrollo local, la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la cohesión social, la inserción de personas en riesgo de exclusión social, la generación de empleo estable y de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la sostenibilidad.
La Economía Social supone el diez por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y engloba a más de dos millones de empleos y un total de más de 40.000 entidades. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook