30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de Murcia
Educación

500.000 euros para instalar medidores de dióxido de carbono en colegios

La partida económica de Educación permitirá adaptar también los exteriores de los centros para dar clases al aire libre

30.09.2020 | 13:12
500.000 euros para instalar medidores de dióxido de carbono en colegios

La consejería de Educación y Cultura destinará 500.000 euros para que los centros educativos planten árboles, instalen zonas de sombras en los patios y compren medidores de dióxido de carbono y de calidad del aire.

En un comunicado, el Gobierno regional ha señalado que esta partida está incluida en el programa educativo 'Aire Limpio', destinados a que los colegios e institutos que lo soliciten pongan en marcha una serie de medidas que contribuyan a desarrollar un entorno más seguro y saludable en la escuela.

La consejería destina 500.000 euros a este nuevo programa, de los que 300.000 euros serán para gastos de funcionamiento y 200.000 euros para gastos inventariables. El objetivo es mejorar la calidad del aire interior y exterior y enfocar la realización de las actividades hacia la naturaleza y el aire libre, algo que propiciará minimizar el riesgo de transmisión del Covid-19.

Los centros podrán invertir esta dotación, que será de 12.500 euros por centro, en plantar árboles, aumentar las zonas de sombra en los patios, reacondicionar espacios exteriores en los que el alumnado pueda expresar su creatividad y que permitan realizar actividades educativas al aire libre como parte de su rutina diaria. También podrán adquirir, según sus necesidades, medidores de CO2, medidores de calidad del aire o material fungible para el aula y las zonas exteriores.

La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, ha presentado este miércoles el programa educativo en el patio del colegio Carolina Codorniú de Churra (Murcia), acompañada por el responsable de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, Juan Antonio Ortega, servicio que colabora en esta iniciativa.

Además, se pondrá en marcha una red colaborativa de salud medioambiental escolar y un banco de recursos, en la que profesores y alumnos podrán intercambiar buenas prácticas y desarrollar sus competencias en salud medioambiental. El alumnado de los centros tendrá un papel predominante en este programa a través de la figura del alumno encargado de salud medioambiental en el aula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook