28 de septiembre de 2020
28.09.2020
La Opinión de Murcia
Ludopatía

La lista estatal de adictos que tienen vetado el juego incluirá a 300 murcianos

El Ministerio de Consumo y las comunidades autónomas han decidido crear un registro nacional de personas con problemas de adicción que se han autoprohibido el acceso a las salas

28.09.2020 | 04:00
Una mesa de juego en un casino.

La interconexión evitará que un ludópata pueda sortear la prohibición si se marcha a otra región. El Consejo de Políticas del Juego, del que forma parte Murcia, se ha dado un plazo de cuatro meses para aunar criterios. También será necesario desarrollar la tecnología y la normativa que permita el intercambio de datos entre regiones.

Casi 300 ludópatas de la Región que tienen prohibida la entrada a las salas de juego por decisión propia o por una sentencia judicial pasarán a formar parte de un registro nacional que unificará los listados existentes ahora en cada comunidad autónoma. Esta decisión del Ministerio de Consumo evitará que las personas con problemas de adicción que se han vetado a sí mismas la entrada a las salas de juego de su comunidad tengan permitido el acceso en los salones de cualquier población española. El Consejo de Políticas de Juego, dependiente del Ministerio de Consumo, aprobó el pasado lunes la creación del llamado Registro de Autoprohibidos, que fue presentado por el Departamento de Alberto Garzón, para que todos los registros autonómicos se integren en una base de datos nacional.

Este Consejo ha fijado un plazo de cuatro meses para aunar criterios y aprobar un acuerdo conjunto. Posteriormente, habría un año de plazo para desarrollar la tecnología y aplicar la normativa que permita ese intercambio de datos entre las comunidades, según informaron fuentes de la Consejería de Presidencia y Hacienda.

Actualmente hay en la Región 289 murcianos inscritos en el registro de jugadores que tienen vetada la entrada a las salas de juego.

En este registro se pueden inscribir voluntariamente las personas que tienen problemas de adicción al juego para que se les impida el acceso si en algún momento trataran de entrar. Está prohibición se produce en la gran mayoría de los casos a petición propia, y en casos muy excepcionales por resolución judicial o administrativa. Al acabar 2019 la cifra de autoprohibidos en Murcia ascendía a 282.

Además, existe ya un registro nacional de autoprohibidos, integrado por 54.406 personas de cualquier punto de España. Estas personas tienen prohibido el juego en todas las comunidades.

La Consejería sostiene que "está participando en este cambio normativo y dio su visto bueno en la reunión del Consejo de Políticas de Juego que aprobó el acuerdo de que todos los registros autonómicos se integren en una base nacional. La Comunidad quiere que se evite la dispersión normativa que suponen diferentes regulaciones autonómicas. Este intento de unificación de sistemas entre comunidades no es nuevo. Ya en 2015 se abordó la cooperación administrativa para la interconexión de los registros, y de hecho la Región cuenta ya con los desarrollos informáticos para poder realizar esa interconexión".

El nuevo registro de personas adictas al juego que se han vetado a sí mismas la entrada a los salones de juego no solo tendrá ámbito nacional, sino que también será aplicado en todos los establecimientos, sean salas de apuestas, bingo o casinos, según avanzó el director del Consejo Empresarial del Juego, Alejando Landaluce.

El directivo de la patronal nacional del juego explicó que los listados existentes en estos momentos no solo permiten que una persona que está apuntada en la lista de autoprohibidos pueda entrar a cualquier establecimiento cuando salga de su comunidad, sino que en su propia región "podría entrar a un bingo si tiene autoprohibida la entrada solo a los casinos, por ejemplo".

Landaluce destacó que con la creación del nuevo registro todos los listados serán aplicables en cualquier establecimiento y recordó que la patronal llevaba años reclamando este registro único de ámbito nacional. "Nos alegramos mucho de que lo haya propuesto el ministro. Creemos que para tener un control efectivo todos los registros tienen que estar conectados. Así, una persona que se dé de alta en Murcia también aparecerá inscrita en Madrid", resaltó.

Añadió que "no hay que confundir el registro de autoprohibidos con los diagnosticados de ludopatía", dado que, salvo que exista una resolución judicial o administrativa, la inscripción es voluntaria. Precisó que incluso hay familiares de las personas con adicción que se apuntan también en el registro como una forma de colaboración. "Nuestro conocimiento de la actividad y contacto directo con los clientes nos permite identificar aquellas conductas indebidas que pueden derivar en un problema de juego. Esto es algo que ya ocurre en otros países europeos, como Reino Unido", indicó.

La Consejería afirma tener el soporte informático

La Consejería de Presidencia y Hacienda sostiene que Murcia cuenta con los soportes informáticos necesarios para aplicar el nuevo registro de adictos al juego que tendrán vetada la entrada a los establecimientos de toda España. Los procedimientos utilizados en el control de acceso a las salas de apuestas y salones de juego también están concebidos con el fin de impedir la entrada a los menores de edad mediante la identificación de los usuarios. Fuentes del Departamento de Javier Celdrán han anunciado que la Comunidad cuenta con planes y programas de apoyo a las personas que tienen problemas con el juego y a sus familias. Añaden que incluyen medidas específicas para la prevención de la ludopatía en su Plan Contra la Adicción y la Ludopatía 2019-2021.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook