27 de septiembre de 2020
27.09.2020
La Opinión de Murcia
Política

Las obras para evitar inundaciones tendrán un debate monográfico

El PP busca delimitar de quién es competencia cada una de las medidas que el Panel de Expertos considera necesarias para que no se vuelva a repetir el desastre de la DANA del año pasado

27.09.2020 | 04:00
Los Alcázares fue el municipio más castigado por la DANA de septiembre de 2019.

Joaquín Segado, portavoz del grupo parlamentario popular, afirma que "a la A la CHS le falta voluntad y Moncloa no escucha al Gobierno regional ni a la ciudadanía" mientras los vecinos de Los Alcázares "lo siguen pasando fatal cada vez que ven el cielo oscurecerse".

El Partido Popular está decidido a poner todas las cartas sobre la mesa para dilucidar quién ha de hacerse cargo de las costosas obras que la Región de Murcia necesita llevar a cabo para que no se vuelva a producir el desastre que produjo la DANA de septiembre del año pasado. Para ello, su Grupo Parlamentario ha solicitado en la Asamblea la celebración de un debate monográfico sobre las medidas para reducir los riesgos de inundación en la Región.

Los populares, que esperan contar con el apoyo de los grupos parlamentarios de Ciudadanos y Vox, desean que el debate tenga lugar en el Hemiciclo "lo antes posible" –barajan la posibilidad de que se celebre en dos semanas si cuentan con el apoyo suficiente– con el fin de presionar a todas las administraciones, en especial al Gobierno de España y, por extensión, a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), para que asuman sus competencias en materia de cauces.

Para el portavoz del PP en la Asamblea, Joaquín Segado, "este es un asunto que preocupa mucho a la gente, en especial a los vecinos de Los Alcázares, que lo pasan fatal cada vez que ven el cielo oscurecerse". Además, el dirigente popular considera que "no hay tiempo que perder" después de que el Panel de Expertos para prevenir los riesgos de inundación en la Región, constituido por la Comunidad tras la DANA del pasado año, resolviera a principios de este mes los trece cauces en donde se deben llevar a cabo actuaciones para evitar nuevas riadas de cara a una próxima gota fría.

Los tramos señalados por los expertos se ubican en las ramblas de la Maraña, Cobatillas, La Higuera, El Albujón, el Miedo y la Carrasquilla y son competencia de la CHS.

La semana pasada, y siguiendo las líneas marcadas por el Panel de Expertos, el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, presentaba un plan para invertir 77 millones de euros en unas 250 obras hasta 2023 para prevenir inundaciones. Si bien el líder del Ejecutivo regional insistía en la necesidad de impulsar otras actuaciones competencia del Estado para que el proyecto sea "realmente eficaz".


80% de inversión estatal

El plan de la Comunidad fue duramente criticado por el PSOE, cuyo diputado Manuel Sevilla tachó de "tomadura de pelo" y aseguró que López Miras "pretende confundir a la ciudadanía diciendo que es un plan de 77 millones, cuando lo que propone es que el Estado pague el 80%".

Para el portavoz popular, "tanto PSOE como Podemos solo quieren una excusa para atacar al Gobierno de la Región", aunque reconoce que 8 de cada 10 euros de inversión para este plan debe venir de Moncloa porque "la inmensa mayoría de los problemas de cauce tienen que ver con la CHS".

El problema, según él, es que "a la Confederación le falta voluntad y el Ministerio no escucha al Gobierno regional ni a la ciudadanía". Por este motivo, el Partido Popular cree que un debate monográfico debe valer como "reivindicación" de la Asamblea Regional para exigir, "en nombre de los murcianos, que el Gobierno central se haga cargo de la parte que le toca".

Un "castigo" para la Región

En el PP tienen claro que las competencias sobre la mayoría de los trabajos que hay que llevar a cabo son del Gobierno central. "Esto no es como con el Mar Menor, que sabemos que hay problema de nitratos pero, depende de cómo queramos solucionarlo, la responsabilidad recae sobre uno u otro. Aquí estamos hablando de cauces que, salvo por tramos urbanos, son competencia de la CHS", explica Segado, para quien la solución a estos problemas estaría más cerca si Pedro Sánchez no estuviera en la Moncloa.

"El PSOE castiga a la Región porque es un partido sectario que ataca a las comunidades que no son de su color", asegura. Además, considera que juega en contra de los mucianos el hecho de que el secretario general del PSRM, Diego Conesa, "sea irrelevante en el PSOE nacional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook