25 de septiembre de 2020
25.09.2020
La Opinión de Murcia
Educación

El Ministerio abre la puerta a la contratación de docentes sin el máster del profesorado

La Región no tiene déficit de interinos para cubrir las plazas vacantes, según la Consejería de Educación, que celebra que Celaá estudie simplificar los temarios para este curso por la covid

24.09.2020 | 19:07
El Ministerio abre la puerta a la contratación de docentes sin el máster del profesorado

La Región no tiene déficit de interinos para cubrir plazas vacantes en los centros educativos, pero de tenerlo a lo largo de este año podrá contratar a docentes titulados que no hayan realizado el Máster Universitario en Formación del Profesorado. Este título habilita para ejercer como profesor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional, Enseñanzas de Idiomas, música y artes escénicas, artes plásticas y diseño, y es requisito indispensable tenerlo para presentarse a unas oposiciones.

Durante la Conferencia Sectorial de Educación celebrada ayer entre los ministerios de Educación y Sanidad junto con las comunidades autónomas, muchos territorios como Madrid o Cataluña han manifestado que sus listas de sustitutos se encuentran agotadas y reclamaban flexibilizar los requisitos para ejercer la docencia. Con la posibilidad que abre el Ministerio se podrá nombrar «funcionarios interinos a personas que no hayan cursado este máster pero que cumplan todos los demás requisitos, siempre y cuando se agoten las listas de personas aspirantes al puesto en régimen de interinidad y las de demandantes de empleo».

La Consejería de Educación señala que hay suficiente margen de docentes en la Región para cubrir las sustituciones y pone como ejemplo la contratación masiva de interinos realizada en las últimas semanas, entre aquellos que ejercerán de profesores de apoyo en los centros públicos y concertados (1.500 en total) y aquellos que sustituirán plazas vacantes.

El Ministerio de Educación también ha dejado la puerta abierta a simplificar o flexibilizar el currículo académico este curso para atender una de las demandas del profesorado, que reclama adaptar los contenidos educativos al menos este año por la pandemia del coronavirus. Los currículos de Primaria, Secundaria y Bachillerato están regulados por reales decretos sobre los que tiene competencias el Gobierno central, por ello una de las principales exigencias que tenía la Consejería es esa flexibilización «sin que pueda perjudicar a cuestiones tan importantes como la promoción o la titulación de los alumnos», señala la consejera Esperanza Moreno.

La ministra Isabel Celaá busca también una adaptación de las programaciones didácticas para «recuperar los aprendizajes imprescindibles que no pudieron alcanzarse el curso pasado». De permitirse este cambio en la ley, la Consejería estudiará con la comunidad docente qué temarios se pueden reducir o adaptar a la situación actual, con un modelo de enseñanza semipresencial en la Región que impediría de antemano impartir todos los contenidos este curso.

Con esto, las pruebas de acceso a la universidad (EBAU) también serán flexibles este curso, como ya ocurrió con el anterior, y el Ministerio permitirá adaptar los programas a los contenidos esenciales.

La consejera también señaló que la contratación de los 1.500 profesores interinos de refuerzo por el Covid-19 ya ha finalizado. Se han incorporado a los centros los 700 docentes prometidos para la etapa de Primaria, que se añaden a los 800 que ya estaban desarrollando su labor desde el inicio de curso.

Absentismo

El absentismo escolar motivado por la decisión de los padres de no llevar a su hijo al colegio por temor a los contagios tendrá de todas formas como penalización la apertura de un expediente en el centro. El Ministerio de Educación también trasladó ayer a las comunidades las conclusiones de la Abogacía del Estado en cuanto a qué causas justifican la no asistencia a clase, y entre ellas no está la pandemia.

La Consejería de Educación fue clara en otro aspecto que concluye la Abogacía. «Aquellas personas que tengan conocimiento de la ausencia de un menor escolarizado en un centro, deberán dar parte de la situación», señalan fuentes consultadas, por lo que profesores como trabajadores del centro se pueden enfrentar a medidas disciplinarias si no comunican el absentismo del alumnado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído