18 de septiembre de 2020
18.09.2020
La Opinión de Murcia
Presunta violación en Murcia

Ratifican que fueron violadas en Murcia ante el juez pese a incurrir en contradicciones

Las tres hermanas norteamericanas que denunciaron la agresión sexual declaran en el juzgado

17.09.2020 | 23:29
Ratifican que fueron violadas en Murcia ante el juez pese a incurrir en contradicciones

Las tres hermanas estadounidenses que denunciaron haber sido violadas en Murcia la pasada Nochevieja por un grupo de tres jóvenes de origen afgano declararon en la tarde de ayer por videoconferencia en el juzgado de instrucción que lleva a cabo las diligencias. Todas ellas ratificaron que fueron víctimas de una agresión sexual e incluso llegaron a hablar de un supuesto secuestro, si bien incurrieron en una serie de contradicciones a juicio del abogado defensor de los acusados, Melecio Castaño, quien adelantó que el próximo lunes pedirá el archivo de la causa.

Según explicó Castaño, el relato de las denunciantes no se sostenía en muchas ocasiones. Como ejemplo, citó que alguna de ellas justificó que no pidiera auxilio por el desconocimiento del idioma español. Tampoco, añade Castaño, pudieron justificar varias imágenes captadas en video, en las que se las ve en la estación de autobuses de Murcia despidiéndose, en apariencia, de forma amigable de sus supuestos agresores.

Respecto a las acusaciones de secuestro, el letrado recordó que en las imágenes captadas por diferentes cámaras de seguridad se las ve caminando de la mano con los denunciados, sin que se advierta ninguna señal de violencia o amenaza.

A la hora de justificar algunas de las contradicciones entre la primera versión que ofrecieron en el momento de la denuncia y las imágenes captadas en los vídeos, las hermanas alegaron que podían deberse a «errores de traducción» en su primera declaración, explica Castaño, quien mantiene que, a la vista de la videoconferencia mantenida ayer, la acusación contra sus defendidos, «no se sostiene de ninguna manera».

Aunque una de las hermanas presentaba lesiones, los acusados han negado a lo largo de todo este tiempo haber violado a nadie y han afirmado que todo contacto con las chicas fue consensuado. Tras su detención horas después de la denuncia, los tres acusados fueron puestos en libertad después de admitir que conocieron a las jóvenes en un pub y dijeron que se fueron con ellas, pero aseguraron que no las agredieron sexualmente. Días después, los acusados denunciaron a las hermanas por falsedad y pidieron el archivo de la causa. «Querría hablar cara a cara y preguntarles por qué nos hacen esto», declaró uno de los acusados ante la prensa hace unos meses, insistiendo en que una de las chicas estuvo durante esa noche «contenta, sonriendo y riendo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook