El torero murciano Pepín Liria (Cehegín, 1970) ha dado positivo en coronavirus, lo que le obliga en los últimos días a permanecer en cuarentena para evitar el contagio a terceras personas, por lo que ha tenido que declarar por teléfono en la causa abierta por presuntos abusos sexuales del profesor de la Escuela de Tauromaquia, de la que es director.

Según ha sabido Efe, Liria se sometió en los primeros días de septiembre a la práctica de una PCR, cuyos resultados dieron positivo en la covid-19.

Su situación le ha impedido desplazarse a la capital murciana, donde había sido convocado para declarar como testigo en la causa abierta contra un profesor de la Escuela de Tauromaquia de la que es director, que ingresaba este viernes en prisión como presunto autor de abusos sexuales a una decena de alumnos.

Al ser imposible su presencia física en dependencias policiales, su testimonio fue recogido a través del teléfono, según se refleja en el acta de su declaración.