10 de septiembre de 2020
10.09.2020
La Opinión de Murcia
Vuelta al cole

Quince días de expulsión si los alumnos incumplen las medidas anticovid

Negarse a llevar la mascarilla o desobedecer algunas de las medidas de higiene planteadas en los centros educativos estará considerado como falta grave por ser actuaciones perjudiciales para la salud

09.09.2020 | 19:29
Carteles y señales de circulación dentro del instituto Miguel de Cervantes de Murcia.

Los protocolos sanitarios y las directrices para los centros educativos están más que claros para este curso 2020/2021. La mascarilla es obligatoria en los colegios e institutos (al igual que en la calle y el resto de espacios públicos), las manos se deben lavar con gel hidroalcohólico y la distancia de seguridad entre personas deberá ser de 1,5 metros, aunque esto no se pueda llegar a cumplir una vez se sienten los alumnos en los pupitres.

La organización de los centros para este comienzo de curso ha cambiado por completo al de otros años y los docentes se conciencian de que durante los primeros días de clase deberán grabar a fuego en las mentes de los alumnos todas y cada una de las medidas de higiene y prevención que se han de cumplir en los centros. Muchos de estos colegios o institutos de la Región han llegado a modificar los reglamentos de régimen interno, que regula la convivencia entre la comunidad educativa y detalla las normas, derechos y responsabilidades. En esta modificación se ha incluido todo lo referente a los nuevos planes anticovid en los centros, y entre ellos han especificado las posibles sanciones que puede acarrear un incumplimiento reiterado y voluntario de las normas.

Los centros consultados por este periódico se amparan en el decreto regional que establece las normas de convivencia en los centros docentes. Entre ellas, las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa estará considerado como falta grave y entre sus consecuencias puede estar la expulsión del alumno del centro un máximo de 15 días.

Esta es la advertencia que lanzan los profesores y directores ante los malos comportamientos que se puedan dar en este curso atípico. Sí es cierto que cada centro debe decidir con total autonomía cómo sancionar si se incumplen las medidas anticovid, pero algunos dejan claro que se ampararán en este decreto regional vigente desde 2016.

No llevar la mascarilla, incumplir las normas de circulación dentro del centro o mezclarse con otros grupos o clases cuando no está permitido puede ser considerado falta grave y, como consecuencia, «la suspensión del derecho de asistencia al centro durante un periodo comprendido entre uno y quince días lectivos». Los centros señalan que estos alumnos también perderían el derecho a seguir las clases con la enseñanza telemática.

Faltas injustificadas

El Plan de Continuidad Educativa de este curso plantea para los casos de inasistencia al centro tratarlos como una falta injustificada. Podrán ser objeto de medida correctora por tratarse de una falta leve contra las normas de convivencia escolar y, debido al plan de absentismo escolar, se podrá poner en conocimientos de los servicios sociales de los ayuntamientos si esta ausencia es continuada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook