Los casi 80.000 murcianos que se han visto afectados por un ERTE por fuerza mayor debido a la pandemia de coronavirus tendrán que estar atentos a los plazos de la declaración de la renta del próximo año. El hecho de estar cobrando el subsidio del Servicio Público de Empleo ha provocado que en la próxima renta muchos tengan que estar obligados a hacer la declaración debido a que se consideraría que durante el año 2020 ha recibido ingresos de dos pagadores: la empresa y el SEPE.

En el caso de la empresa, habría comenzado el año incluyendo en las nóminas las retenciones pertinentes del IRPF conforme a los ingresos brutos que el trabajador tenía previsto recibir para los doce meses; mientras que con el SEPE no habría retención sobre la prestación que cada afectado ha recibido, que equivaldría al 70% de la base de cotización.

Así, la letra pequeña dice que estarán obligadas a hacer la próxima renta las personas afectadas por un ERTE con dos pagadores que hayan superado los 14.000 euros al año y que el segundo, en este caso el SEPE, haya abonado más de 1.500 euros. Las personas que no han pasado por este cese de trabajo temporal solo tendrían que realizarla de forma obligada, como es habitual todos los años, al superar unos ingresos mayores a los 22.000 euros anuales.

En la campaña que ha concluido hace apenas un mes han sido presentadas en la Región 648.372 declaraciones de la renta, según los datos que maneja el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

Esta cifra va en aumento con la de hace dos años, cuando se entregaron un total de 630.268 declaraciones. Por los motivos antes expuestos, se espera que para la del próximo año la cifra de personas que hagan su declaración se dispare.

«Muchas veces los ciudadanos desconocen que la verdadera tributación del impuesto de la renta es una casilla que se llama la 'cuota resultante de la autoliquidación'. Esta es la que representa la verdadera carga del impuesto», explica el secretario general de Gestha, José María Mollinedo, quien añade que en la próxima renta «se va a tributar menos». «Lo que puede ocurrir es que haya personas que no estuviesen obligadas a presentar la declaración de la renta en 2019 y, ahora, al tener dos pagadores, sí lo estén». Además, Mollinedo advierte de que posiblemente los más afectados que tengan que pagar más de lo habitual a Hacienda serán los trabajadores «con pocas cargas familiares, solteros y jóvenes».

17.000 murcianos siguen en ERTE

Los datos de esta semana a nivel nacional han hecho ver que tres de cada cuatro empleados que vieron paralizada su actividad durante el confinamiento han vuelto a sus puestos de trabajo. Más de 3,4 millones de personas llegaron a estar en suspensión de empleo en los momentos más restrictivos de la pandemia.

Según las cifras que dio a conocer hace unos días el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, todavía casi 960.000 trabajadores continúan en ERTE en el país, de los cuales 17.000 son murcianos. Esta cifra supone un 11% de los casi 80.000 empleados de la Región que se han visto afectados por un expediente de regulación temporal de empleo desde el inicio de la crisis sanitaria.