07 de agosto de 2020
07.08.2020
La Opinión de Murcia
Administración

Más de 520 millones y 321 actuaciones para un nuevo plan de depuración y saneamiento

El objetivo es mejorar la calidad de las masas de agua, en especial del Mar Menor y del Mediterráneo

06.08.2020 | 19:33
Más de 520 millones y 321 actuaciones para un nuevo plan de depuración y saneamiento

El Gobierno de Murcia aprobó ayer el II Plan de Depuración y Saneamiento, con el que pretende «seguir siendo líder mundial» en la gestión integral del ciclo del agua a través de 321 actuaciones y un presupuesto total de 527 millones de euros, según informó en rueda de prensa el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Luengo.

Este plan de actuación busca contribuir a la mejora del estado de las masas de agua, en especial del Mar Menor y las aguas costeras del Mediterráneo, aumentar la disponibilidad de agua tratada para otros usos, mejorar los sistemas de financiación de infraestructuras, impulsar la I+D+i en esta materia y aumentar la eficiencia energética o el uso de energías renovables.

«Nos hemos preguntado cómo queríamos que fuera el saneamiento y la depuración en la Región en 2035 y nos hemos fijado una serie de objetivos para lograrlo, que desde ahora las administraciones deben comenzar a impulsar», destacó Luengo.

El nuevo plan da continuidad al Plan General de Saneamiento y Depuración de la Región de Murcia (2001-2010) y a las actuaciones de los años posteriores, en cuyo marco se ha construido el Sistema General de Saneamiento y Depuración de la Región de Murcia, que constituye uno de los logros más destacables en materia de agua de la Comunidad y la posiciona como líder en el ámbito de la depuración de aguas.

El presupuesto de este plan es de 527 millones, que se desglosa en 321 actuaciones, de las que 196 corresponden a mejora o nuevas infraestructuras de conducción de aguas residuales, 55 para la gestión de aguas de tormenta (para lo que se invertirán más de 176 millones) o 46 actuaciones en materia de depuración de aguas residuales.

Destaca también la inversión de 35 millones para la gestión de lodos o de 7 millones para la reducción de nutrientes en zonas sensibles.

Las actuaciones deberán ser acometidas por las administraciones competentes en cada uno de los casos, contemplando la opción de solicitar fondos europeos para su desarrollo. Entre ellas, destaca la ampliación de depuradoras existentes, como la de Totana o Mazarrón, la construcción de una nueva en Águilas y la ejecución de pequeñas depuradoras para pequeñas aglomeraciones urbanas como Los Valientes (Molina de Segura) o Cañadas de San Pedro del Pinatar.

En el programa de reducción de nutrientes en zonas sensibles destaca el tratamiento terciario de la EDAR Mar Menor Sur. También las actuaciones para gestión de aguas de tormenta, con tanques ambientales como los de Playa Honda, y las actuaciones relativas a gestión y aprovechamiento de lodos, con la creación de tres plantas de compostaje de lodos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook