06 de agosto de 2020
06.08.2020
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

Seis puertos del Mar Menor con concesiones caducadas podrían perderlas con la nueva ley

La reforma aprobada en julio permite a la Consejería de Fomento aprobar adjudicaciones sin ningún tipo de concurso, mientras algunos clubes náuticos de la costa llevan más de diez años sin lograr la renovación

06.08.2020 | 04:00
Instalaciones del puerto de Los Nietos, que lleva más de diez años con la concesión caducada.

Seis puertos deportivos del Mar Menor que tienen caducada la concesión podrían perderla con la nueva ley aprobada en la Asamblea Regional el pasado mes de julio. La reforma de la Ley de Puertos introducida por el Ejecutivo en un decreto de medidas urgentes para paliar los efectos del coronavirus facilita a la Comunidad la adjudicación de nuevas concesiones sin concurso público a cualquier sociedad que esté inscrita oficialmente como entidad sin ánimo de lucro, lo que genera inquietud entre los directivos de los clubes náuticos marmenorenses.

Algunos de ellos no ocultan su temor a que las nuevas autorizaciones acaben en poder de «amiguetes» con unas condiciones mucho más ventajosas.

El cambio legislativo aprobado con los votos del PP, Cs y Vox da mayores atribuciones al consejero de Fomento para adoptar decisiones y autorizar obras en las instalaciones portuarias, al tiempo que reduce los informes de las instituciones a las que era necesario escuchar. Votaron en contra PSOE y Podemos y se abstuvieron los tres diputados expulsados de Vox.

Las organizaciones ecologistas consideran que los puertos deportivos también contribuyen a la degradación del Mar Menor causada por el proceso de eutrofización que origina la filtración de nitratos y residuos contaminantes a la laguna salada. Así lo advertía Anse cuando las playas del litoral marmenorensa empezaron a poblarse de algas y lodos, cuya proliferación se ve favorecida por el estancamiento de las aguas en los diques portuarios.

Por su parte, Ecologistas en Acción expresó su rechazo a que «las concesiones y autorizaciones puedan ser otorgadas de forma directa, es decir, a dedo, a cualquier entidad sin ánimo de lucro» y sin pasar por el Consejo de Gobierno, lo que permite eludir otros filtros legales.

Los puertos del Mar Menor que tienen concesiones administrativas caducadas son Los Alcázares, Los Urrutias, Los Nietos, Islas Menores, La Isleta y Dos Mares.

Fuera del Mar Menor también hay otros puertos con la concesión ya extinguida, como el de Águilas, que acaba de expirar. En 2021 caducarán otras autorizaciones, como la de La Ribera.

Algunos mantienen largos contenciosos con la Administración que les han impedido renovar la concesión debido al incumplimiento de las labores de dragado y mantenimiento exigidas, como ocurre en el caso de Los Nietos.
A su vez, estas situaciones acaban generando problemas internos que dan pie a todo tipo de conflictos entre los propietarios de los puntos de amarre.

Las diferencias en el canon que aplica la Consejería de Fomento también ha dado lugar a litigios como el que mantiene Mar de Cristal para conseguir un reequilibrio de la concesión.

Por otra parte, directivos de los clubes náuticos consultados por La Opinión se lamentan de los efectos catastróficos de las inundaciones que se han venido repitiendo desde la primera DANA del mes de septiembre. Algunos culpan a la agricultura de generar los residuos de los fertilizantes que han provocado el deterioro del Mar Menor y las aportaciones de arcilla que acaban depositándose en la orilla y dan lugar a los lodos que impiden el baño a los vecinos.

La empresa del consejero

La participación de la empresa que llevaba el nombre del consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, en alguno de los proyectos presentados por las concesionarias de los puertos del Mar Menor para renovar su concesión no ha evitado el empantanamiento, tal y como ha ocurrido en Los Nietos.

Este puerto lleva diez años sin poder renovar su autorización debido a las dificultades que ha encontrado para cumplir las exigencias impuestas por la Demarcación de Costas a las labores de limpieza de la zona que ocupa. Para poder utilizar las arenas extraídas del fondo en el saneamiento de la playa debía someterlas a un proceso de limpieza y realizar análisis que demuestren el buen estado de los materiales.

El presidente de la directiva del Club Náutico de Los Nietos aseguró a La Opinión que la concesionaria había cumplido todos los requisitos y había superado las pruebas exigidas, aunque no pudo conseguir la autorización de Costas. Añadió que en la misma situación de Los Nietos se encontraban otros puertos. Otras fuentes sostienen que la Consejería debió rescatar la concesión en lugar dejarla empantanada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook