31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Universidades

Blindaje sanitario de las facultades para el próximo curso

Las universidades regionales cumplirán una guía de prevención que regula el uso de zonas comunes, aulas y otras instalaciones, así como qué hacer ante un posible caso de covid-19

31.07.2020 | 12:40
Los rectores de la UMU, UPCT, UCAM y la directora de la UNED, reunidos con el consejero de Universidades, Miguel Motas.

Termómetros infrarrojos; cámaras de detección de temperatura; entradas y salidas escalonadas en las facultades; gel hidroalcohólico, pañuelos de papel, papeleras y cartelerías en todas las aulas y prohibido permanecer en los pasillos o reunirse en ellos en cualquier instalación dentro de las universidades de la Región.

La guía de prevención frente a la covid-19 que tanto la Universidad de Murcia, la Politécnica de Cartagena, la Católica de Murcia, así como las sedes de la UNED, han firmado este viernes junto con la consejería de Universidades recoge las medidas que se han de llevar a cabo en caso de detectar de forma precoz un positivo por coronavirus en los campus y cómo se debe gestionar una situación así.

El consejero de Universidades, Miguel Motas, presentó hoy este documento, acompañado por el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente; los rectores de la Universidad de Murcia, José Luján; la rectora de la Universidad Politécnica de Cartagena, Beatriz Miguel; la rectora de la UCAM, Josefina García Lozano, y la directora de la delegación de la UNED en Cartagena, María Luisa Martínez.

Más allá de los planes de contingencia que cada universidad elabore para la coordinación y gestión del curso universitario a partir de septiembre, la guía recoge medidas sobre cómo proceder en el caso de detectar un posible caso por covid-19. Ante esto, los responsables de cada centro deberán aislar a la persona que presenta síntomas compatibles con el coronavirus en un espacio que cada instalación deberá habilitar para estas situaciones.

La persona afectada deberá contactar con su centro de salud y en el caso de que presente síntomas graves, llamar al 112. El Servicio de Epidemiología será el encargado de la identificación y seguimiento de los contactos del estudiante, personal o profesor que esté infectado.

Las facultades y otros centros de las universidades deberán reducir el aforo de las aulas de usos múltiples para garantizar la distancia de 1,5 metros y el desarrollo de actividades deberá realizarse "preferentemente por grupos de alumnos estables", es decir, en el caso de prácticas en las facultades o de laboratorio, el grupo de personas deberá ser el mismo durante el curso. Todos estos espacios se tendrán que desinfectar y limpiar tras su uso por un grupo diferente de alumnos, así como que se deberán limpiar dos veces al día las facultades y hasta tres los aseos de los centros.

Se deberá garantizar el suministro de aire fresco y dejar, siempre que lo permita las condiciones meteorológicas, las ventanas abiertas, así como las puertas, el mayor tiempo posible. No se podrá compartir materiales en el aula, ni dejar mochilas ni fundas de ordenadores encima de la mesa. Cada centro tendrá señalizado cómo debe ser la circulación dentro de las instalaciones y no se podrá estar parado en los espacios comunes.

La guía también regula el uso de instalaciones deportivos y las medidas a tomar durante el transcurso de este tipo de actividades, al igual que en los Colegios Mayores y Residencias Universitarias, donde estará prohibido el acceso de personas ajenas a estas instalaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook