29 de julio de 2020
29.07.2020
La Opinión de Murcia
Cabañuelas

El avance de las cabañuelas muestra buenas cosechas para los próximos años

José Buitrago, 'el cabañuelo' de Mula destaca que las lluvias torrenciales se frenarán y darán paso a precipitaciones más espaciadas

29.07.2020 | 19:35
El avance de las cabañuelas muestra buenas cosechas para los próximos años

El próximo año hidrológico estará marcado por buenas cosechas, al igual que los próximos años. Así lo asegura José Buitrago, 'el cabañuelo de Mula' según su observación durante el pasado año y previo a la llegada de las popularmente cabañuelas del mes de agosto.

Buitrago, quien heredara la observación e interpretación de los fenómenos de la naturaleza como señales para el tiempo posterior de su padre, su abuelo y el abuelo de este, afirma que 2021 será un buen año, también ratificado por el día de San Juan, 24 de junio, la llave de las cabañuelas y jornada que marca el avance de las mismas, ciclo que cerrará San Agustín el próximo 28 de agosto.

Terminada la primavera se inician las observaciones para el próximo año. El día de San Juan y la 'mata' de las cosechas indican buenas nuevas para el 2020/2021, afirma Buitrago, quien explica que ahora hay que ir paso a paso colocando las cosas en su sitio, "agosto cabañuelas, San Agustín cierre del ciclo, y el resto de signos que aportan los datos durante el periodo cíclico en el inicio de un siglo nuevo hasta 2120".

Aunque no se aventura a dar más datos hasta el estudio de los días de cabañuelas, este muleño destaca que "vista la mata y el día de San Juan, no serán malos los próximos cuatro años en cuanto a cosechas, las cabañuelas nos dirán más y también el día de San Agustín cuando se cierre el año".

Buitrago afirma que 2021 no será un año de precipitaciones torrenciales como las sucedidas durante este 2020, "las lluvias serán más espaciadas y no tan concentradas en espacios muy breves y abundantes", explica. Del mismo modo que se refiere a las plagas, "a las que no hay que descuidar y que sí pueden ocasionarnos problemas de importancia", explica.

En breve los datos serán más fiables pero la aventura de poder interpretar las nubes, el cambio del tiempo, el comportamiento de las flores, las plantas o los insectos son aspectos que han ido pasando de generación en generación y, como dice Buitrago, "nadie está obligado a creer pero nuestro entorno nos dice mucho más de lo que escuchamos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook