El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha revocado la sentencia del Juzgado de lo Social número Nueve de esta ciudad que declaró nulo el cese de una profesora asociada de la facultad de Derecho de la Universidad de Murcia (UMU) al considerar que había sido represaliada por ser contraria al nuevo sistema de exámenes implantado por la Universidad hace dos años.

Frente a la conclusión a la que llegó el juzgado en su resolución de febrero de 2019, la Sala de lo Social del TSJRM, en la sentencia, señala que se trataba de un contrato temporal, por lo que, acabado el curso, el mismo se daba por concluido.

Y añade que la no renovación o prórroga del contrato decidida por la UMU «estuvo ajustada a Derecho», para recalcar que no se ha probado la existencia de que el cese fuese consecuencia de una represalia por la oposición que esta profesora mantuvo frente al nuevo sistema de exámenes acordado por el departamento al que pertenecía, por lo que se consideran hechos independientes que en ningún caso están relacionados o incentivados por que la docente tuviera una opinión contraria a la del centro.

Esa nueva modalidad fue implantada en 2018 al cambiar la dirección del departamento de Derecho Civil, que decidió que, a partir de entonces, las preguntas de los exámenes no serían planteadas directamente por cada profesor a sus alumnos, sino que sería dicho órgano el que se encargara de seleccionarlas al azar de entre las propuestas por los docentes.

De forma reiterada, la demandante expuso al departamento su disconformidad con ese nuevo método y defendió la conveniencia de que fuese cada profesor el que se ocupara de elaborar los exámenes de sus alumnos.