El delegado del Gobierno en Murcia, José Vélez, ha asegurado que "se están cumpliendo de manera rigurosa todos los protocolos en la gestión legal y sanitaria" de los migrantes irregulares que llegan por mar a la Región de Murcia y ha "lamentado el escaso conocimiento de algunas administraciones sobre el protocolo a seguir ante la llegada" de estas personas, indica la Delegación en un comunicado de prensa.

“El protocolo de actuación está definido por el Ministerio de Migraciones y los controles sanitarios están regulados por un protocolo nacional de Sanidad, y en la Región de Murcia, la autoridad competente es la Consejería de Salud, que determina las actuaciones a llevar a cabo", remarca Vélez, a lo que añade que "a todos los migrantes se les realiza un reconocimiento médico, y la Consejería de Salud lleva a cabo los test necesarios" para ver si tienen coronavirus. Además, "ante cualquier síntoma son inmediatamente aislados para evitar riesgos para la salud del personal que los atiende", resaltó.

En opinión del delegado del Gobierno, "usar este drama social como arma política demuestra el escaso nivel humano que tienen algunos políticos". Y dijo que "en los dos últimos años la colaboración del Ayuntamiento de Cartagena ha sido poner vallas, aseos químicos y contenedores". "Aún esperamos los aseos químicos que solicitamos el pasado 6 y 7 de julio", remarcó.

El delegado del Gobierno ha agradecido el trabajo de Guardia Civil, Policía Nacional y las organizaciones humanitarias, especialmente Cruz Roja, por su labor ante este drama humanitario, que, junto con el Ministerio de Migraciones, "trabajan de manera rigurosa e impecable para tratar a las personas que llegan a nuestro país por mar".

Destacó que Cruz Roja "tiene más de 150 trabajadores que atienden las necesidades básicas de los migrantes, proporcionan apoyo, información, orientación y asesoramiento en materia social, legal, sanitaria y administrativa, y evalúan el proceso migratorio de cada uno de ellos.