24 de julio de 2020
24.07.2020
La Opinión de Murcia
Economía

BBVA sitúa a la Región entre las comunidades menos castigadas por la crisis

El Observatorio Regional de la entidad augura que la economía murciana caerá un punto y medio menos que la media de España en 2020

23.07.2020 | 23:33
BBVA sitúa a la Región entre las comunidades menos castigadas por la crisis

La actividad de la agricultura y la industria regionales evita que el PIB se vea arrastrado como en el resto de las comunidades mediterráneas.

La economía regional se verá menos castigada por la crisis provocada por el coronavirus que las del resto de comunidades autónomas y puede crecer este año por encima de la media nacional, según se recoge en el Observatorio Regional del BBVA. El informe que dio a conocer este jueves BBVA Research augura que el PIB regional caerá un 10% en 2020, mientras que la media de España descenderá un 11,5%.

La razón por la que Murcia puede amortiguar la caída es que las regiones con mayor peso del sector agrario «se estarían viendo algo menos perjudicadas y podrían crecer por encima de España», según se recoge en el informe, a pesar de que las comunidades mediterráneas son las que más acusan el impacto de la caída de la actividad por su gran dependencia del turismo, encabezadas por Baleares y Canarias, que este año caerán a tasas del -20% y el -16%, respectivamente.

Los datos relativos a Murcia «estarían mostrando un impacto algo menos acentuado que lo esperado hace unos meses, lo que le podría permitir crecer por encima del promedio en 2020, a diferencia del resto del Mediterráneo, y mejorando relativamente respecto a lo esperado en abril». La caída del PIB regional se situaría en el 10%, en consonancia con las previsiones que se han dado a conocer hasta ahora, mientras que la media nacional registraría un retroceso superior en un punto y medio.

Castilla-La Mancha, con el -9,0% sería la región con menor descenso del PIB en 2020, junto con Extremadura (-9,2%) y Aragón (-9,4%).

La Región se situaría en el cuarto puesto, seguida de cerca por Navarra (10,1%). En contrapartida, las previsiones de BBVA Research para 2021 atribuyen un menor crecimiento a la Región, con un repunte del 6,8%, mientras que la media de España alcanzaría el 7%.

El informe añade que «las comunidades pioneras en la desescalada han tenido un comportamiento más favorable desde el inicio de la recuperación».

BBVA Research advierte de que los últimos datos disponibles apuntan a un retroceso de la actividad «más intenso de lo esperado» en abril, y la caída del PIB podría sobrepasar el 20% en el acumulado del primer semestre del año, ya que las medidas de confinamiento han tenido efectos «más acentuados de lo anticipado hace unos meses», sobre todo en la demanda interna.

De la misma forma, los impactos han sido relevantes también en la producción industrial y, en particular, en las comunidades con mayor peso de la industria del automóvil y de sectores no esenciales.

Por el contrario, las regiones más dependientes del sector alimentario han presentado un comportamiento algo más favorable.

Según se recoge en el Observatorio Regional de BBVA, «la incertidumbre está limitando el gasto de las familias: aunque el consumo se ha reactivado, se ha desacelerado con cada fase de la desescalada. Pese a haber retornado el consumo en entornos sociales, el gasto en restaurantes, ocio o alojamiento se mantiene todavía muy por debajo de los niveles observados hace un año». Murcia también es una de las regiones que menos han sufrido la caída del consumo en los hogares.

No obstante, apunta que «el fondo de recuperación europea presenta una oportunidad inédita» para «avanzar en la integración europea» y «poder contar con un impulso fiscal, incluso al mismo tiempo que pueda mejorar el déficit público», además de contribuir a la adopción de reformas en «los mercados laboral, de bienes y servicios, incrementar la productividad y asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas a medio plazo y promover un crecimiento más inclusivo».

Ante la aparición de nuevos brotes, BBVA Research plantea la necesidad de «trabajar en estrategias de contención que aprendan de la experiencia propia y de la del resto del mundo, utilizando las tecnologías más avanzadas, con las ventajas que da la información en tiempo real» y de «incrementar la capacidad del sistema sanitario para enfrentar posibles rebrotes, así como desarrollar una vacuna que elimine el riesgo de contagio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook