21 de julio de 2020
21.07.2020
La Opinión de Murcia
Reacciones

"Esto es un jarro de agua fría"

Los propietarios aceptan con resignación el cierre y alertan de que la medida va a afectar al turismo regional

21.07.2020 | 04:00
Interior de la Sala REM.

"Si hay un problema en una planta del hospital de Cieza, no se cierran todos los hospitales", se queja Jiménez.

Un mes y medio han permanecido abiertos los establecimientos de ocio nocturno en la Región postcovid. Los contagios asociados a estos locales han llevado al Gobierno regional a decretar su cierre, salvo para aquellos que tengan terraza. La decisión ha caído como «un jarro de agua fría para el sector».

El presidente de Hostemur, Jesús Jiménez, lamenta que después de haber hecho «inversiones en inmobiliario y en adaptación de los locales a las medidas sanitarias, en poco más de un mes nos cierran de una manera muy general».

Alerta Jiménez que esta medida «afecta a toda la Región y va a afectar al turismo» y se queja de que no se ha actuado «con mucha precisión».

«Si hay una persona que se salta la cuarentena, se va a unos locales de ocio y que produce unos contagios, de ahí a cerrar el ocio nocturno de la Región, no es actuar con mucha precisión», asegura Jiménez, «si hay un foco en Murcia, nada tiene que ver Águilas o el Noroeste. Hay que ser más milimétricos en la toma de decisiones».

Compara la situación con la de otros sectores. «Se han detectado focos en empresas hortofrutícolas y nadie se ha planteado cerrar todas las empresas. Si hay un problema en una planta del hospital de Cieza, no se cierran todos los hospitales», señala Jiménez.

Considera que «la covid ha venido para quedarse, vivir con ella, si hay un foco generado en un punto, no se puede cerrar todo el ocio de la Región».

«La mayoría no tienen terraza»

Desde Hostecar, su presidente Juan José López califica la medida como «un jarro de agua fría para el sector».

Un sector, afirma, «que estaba empezando a retomar la actividad con todas las dificultades y con todas las medidas sanitarias. La gente del ocio nocturno lo está pasando muy mal».

Aunque no se atreve a augurar cuántos locales están abocados al cierre, si será rentable abrir solo con la terraza, considera que va a ser una situación «muy complicada». Además, señala que «la mayoría de esta gente no tiene terrazas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook