15 de julio de 2020
15.07.2020
La Opinión de Murcia
Precio

Los sindicatos critican la subida del precio de la fruta a pesar de que el IPC no repunta

La inflación mensual ha subido un 0,5% en junio, pero en los últimos doce meses ha caído un 0,4% en la Región

15.07.2020 | 04:00
Los sindicatos critican la subida del precio de la fruta a pesar de que el IPC no repunta

Los sindicatos alertan de que la Región encadena ya tres meses seguidos de inflación negativa a causa de la pandemia de coronavirus, pero denuncian la subida de algunos alimentos «en perjuicio de una población que ha visto disminuir sus salarios o incluso perder su empleo». El Índice de Precios de Consumo (IPC) creció cinco décimas el pasado junio respecto al mes anterior, mientras que su tasa interanual bajó cuatro décimas, según datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Gertrudis Peñalver, secretaria de Comunicación de CC OO, señaló que el precio de algunos alimentos y, en concreto, de la fruta fresca ha subido «un disparate, hasta un 18,1 por ciento. No nos consuela que las patatas, las legumbres y las hortalizas frescas hayan bajado, porque en este escenario la negociación colectiva en muchos sectores del campo, como el de la recogida del tomate o el convenio de las cosecheras, permanece bloqueada».

Peñalver añadió que «los salarios bajan y los precios de los bienes necesarios suben con la demanda en cada temporada».

Por su parte, UGT resaltó que los precios reflejan el aumento del consumo en el mes de junio como consecuencia de la finalización del estado de alarma, siendo los productos energéticos los que mantienen en negativo la inflación. «En cualquier caso y a la vista de la proliferación de rebrotes de contagios que estamos conociendo en la última semana, convendría mantener la vigilancia sobre la necesaria contención de los precios de los productos de primera necesidad y acometer un análisis de la demanda y evolución de los precios de determinados productos, como los asociados al teletrabajo, más oportuna que nunca ahora que se está proyectando un nuevo marco regulatorio para esta modalidad de prestación laboral», indicó.

Por su parte, la Croem señalaba que «el grupo más inflacionista fue alimentos y bebidas no alcohólicas (+3,0%)», mientras que «los que ejercieron mayor presión bajista fueron transporte (-6,3%, debido a los carburantes) y gastos asociados a vivienda (-3,3%, con electricidad a la baja)». La patronal concluye que la inflación no varió su dinámica tras el estado de alarma y se mantuvo en valores reducidos, en un contexto en el que los mercados fueron recuperando la normalidad,con algunas excepciones como el turismo y la asistencia a espectáculos deportivos y culturales».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook