15 de julio de 2020
15.07.2020
La Opinión de Murcia
Sanidad

El Morales se prepara para una posible segunda oleada de covid-19

El Servicio de Urgencias del hospital contará con dos salas separadas: una para pacientes con coronavirus y otra para el resto

15.07.2020 | 04:00
El consejero de Salud, Manuel Villegas, durante su visita al Morales Meseguer.

La Comunidad invertirá 670.000 euros en las obras y deben terminar en septiembre

La Consejería de Salud remodelará el Servicio de Urgencias del Hospital General Universitario Morales Meseguer para adecuarlo a las nuevas necesidades asistenciales derivadas de la pandemia por covid-19.

Con la reforma, que comenzará el próximo 17 de julio, el servicio contará con dos salas separadas con camas de observación para pacientes con covid y para el resto de pacientes, así como con dos salas separadas de cuidados, lo que permite igualmente separar distintos tipos de pacientes que no deben mezclarse por precaución. También dispondrá de tres boxes más para agilizar los procesos, llegando hasta los 23 boxes.

Está previsto que las obras, que cuentan con un presupuesto de 671.780 euros, finalicen a mediados del mes de septiembre. Mientras tanto, el Servicio de Rehabilitación se ha desplazado al nuevo edificio del Hospital de Día Polivalente para posibilitar la ubicación provisional durante el verano del Servicio de Urgencias.

«En el momento actual, una vez superado el primer envite de la epidemia», explicó el consejero de Salud, Manuel Villegas, «se hace necesario afrontar la reforma y adaptación del Servicio de Urgencias con el fin de adaptarlo a las necesidades puestas de manifiesto durante la crisis sanitaria, para proporcionar una asistencia no solo de calidad sino con toda la seguridad para pacientes y profesionales en el caso de que se produzca un rebrote o nuevo pico de contagios».

El sistema de doble circuito que garantiza la seguridad de pacientes y profesionales «cobra una especial relevancia en el Servicio de Urgencias como medida de prevención y contención de contagios en tanto que estos servicios constituyen la puerta de entrada de pacientes hospitalizados y se convierten en puntos críticos y a la vez esenciales del sistema sanitario a la hora de hacer frente a una situación de pandemia provocada por una enfermedad de la que ya conocemos su enorme grado de contagio y sus altísimos niveles de peligrosidad».

Las obras de modificación y adecuación del Servicio de Urgencias precisan de la evacuación temporal del mismo, por lo que solo pueden realizarse durante el periodo estival, ya que es entonces cuando desciende la actividad. El pasado año fueron atendidas más de 85.000 personas en este servicio del Hospital Morales Meseguer.

La ubicación definitiva y la inauguración de la primera fase del edificio Hospital de Día Polivalente se producirán tras el verano. La segunda fase de este proyecto es una obra para conectar los dos edificios y así ganar espacio para el Hospital de Día Oncohematológico.

Mejora de la oncohematología

La aparición del virus covid-19 requiere la adopción de medidas tanto a nivel de personal como estructural que garanticen la seguridad de los pacientes, en especial de aquellos especialmente vulnerables o inmunodeprimidos, como sucede en el caso de las personas tratadas en el Servicio de Oncohematología.

Por este motivo, para evitar aglomeraciones, se ha anticipado el desplazamiento de este servicio al nuevo edificio del Hospital de Día Polivalente, lo que va a permitir que la asistencia a estos pacientes se distribuya entre los dos espacios, en el edificio antiguo y el nuevo, ahora conectados, con una ampliación de 690 metros cuadrados y evitando aglomeraciones incompatibles con la nueva situación.

El Hospital de Día Oncohematológico «es un servicio crítico del hospital donde se realizan tratamientos de quimioterapia a un número de estos pacientes que ha crecido muy sensiblemente durante los últimos años gracias al gran avance de los tratamientos oncológicos, lo que hace necesario ampliar su superficie», precisó Villegas.

Villegas pide sanciones a Sanidad para los que se saltan la cuarentena


El consejero de Salud, Manuel Villegas, afirmó que, de la misma forma que se impondrán sanciones de 100 euros a aquellas personas que no utilicen la mascarilla, se deben imponer multas a aquellos que se saltan la cuarentena obligatoria por ser positivos en coronavirus o por ser contacto estrecho con alguno de los casos confirmados. «Cuando se indica cuarentena, la gente tiene que hacer caso a esa cuarentena. Eso es muy importante y es donde estamos fallando», afirmó Villegas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook