09 de julio de 2020
09.07.2020
La Opinión de Murcia
Webinar

Inés del Molino: "El cambio climático se reforzará como inversión"

"El cambio climático no es una moda pasajera, sino un problema que hay que atajar y eso supone una oportunidad de inversión"

09.07.2020 | 04:00
Inés del Molino: "El cambio climático se reforzará como inversión"

La directora de Cuentas de Schroders cree que todavía podemos esperar paquetes de medidas fiscales, sobre todo por parte de los gobiernos de cara a poder incentivar y reanudar el ritmo de las economías.

Schroders es una gestora de activos de inversión global con más de 200 años de historia que opera en 35 países. La oficina en España abrió en 1998. Actualmente, gestiona cerca de 590.3 mil millones de euros y tiene más de 4.100 empleados en todo el mundo. Inés del Molino es la directora de Cuentas de la firma.

P ¿En qué momento nos encontramos y que pérspectivas de futuro existen?
R Desde nuestro punto de vista estamos inmersos en una revolución tecnológica imparable. En 2018, planteamos bajo el título de 'Verdades Ineludibles', cuatro afirmaciones que consideramos que son válidas en los próximos años: la primera es que nos vamos a encontrar con tipos de interés bajos durante los próximos años. Consideramos que después de la crisis vivida en el 2008 esta tendencia de tipos bajos será el escenario en el que nos tengamos que mover; la segunda de las verdades está basada en los populismos. No cabe duda de que la crisis del 2008 amplió la brecha social propiciando que surgieran ideas políticas más diferenciadas que podían favorecer a las clases sociales más desfavorecidas frente a las ideas políticas más orientadas a las clases más beneficiadas. La convivencia de polos opuestos en los gobiernos complica que las medidas puedan salir adelante; la tercera de las verdades es el avance tecnológico.
Estamos sumergidos en una revolución tecnológica que está transformando nuestra vida y que, desde nuestro punto de vista, es imparable; por último, la cuarta verdad se centra en que los gobiernos seguirán reforzando el gasto social, más aún después de la crisis sanitaria que hemos vivido este 2020, con lo que el endeudamiento público seguirá creciendo.
Con todo esto creemos que la situación que nos espera en los próximos años será muy distinta de la que disfrutamos hasta 2008 y debemos estar preparados.
Pero si algo nos han enseñado nuestros 216 años de historia ha sido que hasta en las perores crisis siempre existen oportunidades de inversión. Actualmente, la deuda corporativa de alta calidad se ha comportado de una manera excepcional y creemos que seguirá proporcionándonos buenas oportunidades.

P ¿Cuál es la situación de los mercados actualmente?
R Los mercados de valores sufrieron una gran corrección tras el anuncio de los cierres de las economías principales del mundo. No obstante, hemos vivido una recuperación en V en estos mercados. Hemos sido conscientes de que durante esta corrección no hemos podido encontrar refugio en activos financieros que en otras ocasiones nos lo dieron como por ejemplo los bonos de Gobierno. Encontrar rentabilidades atractivas en esos activos refugio lamentablemente ha sido muy difícil. Dada esta recuperación que hemos vivido, en Schroders seguimos pensando que la precaución debe ser la principal línea de trabajo. Es importante estar al tanto de las oportunidades que se ofrecen, pero dándonos cuenta de que la situación de la economía global está en precario y que tendremos que ir viendo cómo evoluciona para poder ir corrigiendo esos beneficios esperados de las compañías en el 2021.

P ¿Cuál ha sido la reacción de los inversores desde que estalló la pandemia?
R En los últimos meses los inversores han estado más preocupados de su salud y de la de sus familiares que de sus carteras de inversión. La corrección de los mercados no era previsible, pero quien supo esperar y alargar los plazos ha visto compensado con creces estas pérdidas gracias a la recuperación. Sin duda, la gestión activa y las carteras asesoradas adecuadas al perfil de riesgo de los inversores han sido la pieza fundamental.

P Es el fondo Global Credit Incom hoy una opción interesante?
R El fondo Global Credit Income es un fondo de deuda corporativa global. Es decir, puede entrar, invertir en cualquier bono corporativo que encontremos atractivo siempre con el objetivo de que la cartera esté preparada para minimizar las correcciones del mercado. Para ello, no tiene ninguna restricción por parte de un índice de referencia y la gestión de la duración también es flexible, lo cual le ayuda a poder adaptarse a las distintas situaciones del mercado. La cartera está diseñada para repartir rentas ya que creemos que los inversores pueden encontrar apropiado recibir flujos periódicos de los cupones que se van consiguiendo en la cartera

P ¿Qué impacto ha tenido o puede causar la pandemia en el cambio climático como opción de inversión?
R El cambio climático ha dejado de ser una preocupación futura para ser un problema presente. La reciente crisis sanitaria que hemos vivido, por un lado nos ha mostrado que el menor uso de los vehículos de transporte contaminantes permite tener unas atmósferas más limpias en las ciudades, pero además, nos ha demostrado la importancia de mantener nuestra salud por encima de todo. Esta salud también es la de nuestro planeta. Por lo tanto, estamos firmemente convencidos de que la temática del cambio climático saldrá reforzada de toda esta situación. Ya hemos visto cómo en Europa se trabaja para llegar a un acuerdo con el objetivo de que en 2050 toda la Unión Europea sea cero emisiones. El cambio climático lejos de ser una moda pasajera es un problema que tenemos que atajar y desde nuestro punto de vista supone una oportunidad de inversión.

P ¿España y Europa deben acometer reformas para afrontar los retos de la covid-19?
R Una de las principales diferencias de la reciente crisis vivida respecto a las pasadas crisis ha sido la inmediata y contundente respuesta de las autoridades monetarias. El mayor de los riesgos de cerrar las economías, que era la quiebra masiva de compañías y las inyecciones de liquidez propuestas por dichas autoridades a nivel global, han permitido establecer una red de salvamento para poder mantener el tejido empresarial. No cabe duda de que la economía no tiene un interruptor de apagado y encendido. Recuperar los ritmos de actividad será muy complicado ya que la recuperación será más lenta de lo que ha sido el cierre. Para ello, creemos que todavía podemos esperar paquetes de medidas fiscales, sobre todo, por parte de los gobiernos de cara a poder incentivar y reanudar el ritmo de las economías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído