La Fundación Liderar con Sentido Común (FLSC) presentó ayer en Murcia su estudio 'Observatorio Social para la Región de Murcia: Expectativas, miedos, alegrías y nuevas exigencias' que concluyó que antes de la pandemia la principal preocupación de los murcianos era la corrupción (65%), durante, la soledad (35%), y tras la primera oleada, la pobreza (41%) y el desempleo (27%). Casi 7 de cada 10 murcianos están preocupados por la crisis que está por venir y su economía familiar. Entre las consecuencias de la pandemia más temidas por los murcianos, destaca como la más grave la pérdida de un familiar frente a otras como el paro, la enfermedad, la inseguridad o la pobreza.

La Fundación, presidida por el consultor político Antonio Sola, exmiembro del comité de campaña de Mariano Rajoy, busca captar talentos jóvenes y crear liderazgos. La encuesta, que tuvo una muestra de 801 casos de murcianos mayores de 16 años preguntados entre el 12 y el 21 de junio, busca detectar quiénes son sus líderes y cuáles son sus cualidades. El atributo más valorado por los murcianos se circunscribe según Sola, a «cualidades más humanas y menos técnicas». Destaca especialmente la honestidad (61%) a la que sigue la eficacia (21%). No obstante, el 68% de los murcianos piensa que sus políticos tienen nada o poco 'sentido común'.

Los murcianos encarnan sus líderes en los padres (83%) y el profesor (80%), frente a la policía (50%), el presidente del gobierno (34%), el alcalde (28%) o el sacerdote (13%). Agustina López, directora del Observatorio, destacó la valoración negativa del clero. A Sola, le sorprendió el resultado positivo de la policía, lo cual achaca a «su papel ejemplificante durante la crisis».

Pese a la valoración altamente negativa de los murcianos hacia la clase política, sí consideran que han de ser ellos los que deben ofrecer las soluciones (52%). A la pregunta de qué valoran más de su gestión de la crisis sanitaria señalaron sus recomendaciones sobre cuidados durante la cuarentena (43%). Por el contrario, lo peor para los encuestados fue la escasez de ayudas a las empresas locales (20%). El presidente de la Fundación destacó que se señale a la clase política en su conjunto y no a personas en concreto y considera que los políticos «están desaprovechando una oportunidad». Fruto de esta valoración negativa, se preguntó por los sentimientos que los políticos causaban en los murcianos. En el caso de Pedro Sánchez ligeramente superior los atributos positivos (39%) frente a los negativos (49%), y superiores los negativos para el caso del presidente regional, Fernando López Miras, y de los alcaldes.

Tras la presentación, preguntado por quién considera un líder con sentido común, Sola respondió que «los líderes con sentido común se encuentran fuera de la política» y mencionó a Rafael Nadal. Acto seguido, culpó a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de poner en marcha una estrategia de crispación para generar «grietas entre españoles y rentabilizarlas electoralmente».

El auge del liderazgo femenino

El estudio desveló la alta estima de los murcianos a los liderazgos femeninos. Las cualidades que los encuestados asociaron a lo femenino fueron una mayor atención a los problemas sociales (16%), más apertura de mente (15%), más valentía (13%) y receptividad (11%). En este sentido, Sola destacó «la capacidad de empatía y resiliencia» de las mujeres además de «la buena gestión de la pandemia en los países liderados por mujeres». La encuesta concluye que las capacidades femeninas les permite afrontar las crisis con una visión más centrada en el futuro que en el pasado.