04 de julio de 2020
04.07.2020
La Opinión de Murcia
Salud

La Arrixaca realiza el segundo trasplante cardíaco de donante a corazón parado de España

La receptora, Fuensanta Morales, es una trabajadora del hospital de 64 años que tenía insuficiencia cardíaca terminal y llevaba más de un año en lista de espera

03.07.2020 | 21:16
Equipo médico de la Arrixaca junto a Fuensanta Morales, paciente que ha recibido el primer corazón de un donante en asistolia de la Región.

Solo cuatro hospitales en el país están autorizados a realizar esta técnica cardíaca de donación en asistolia.

El Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia ha vuelto a dar un salto cualitativo más para posicionarse como uno de los centros pioneros de España en el ámbito de los trasplantes al realizar el segundo trasplante cardíaco de donación en asistolia (de donante fallecido por parada cardiorrespiratoria) de España. El primero lo hizo en el mes de febrero el Hospital Puerta del Hierro de Madrid.

La receptora ha sido una trabajadora de la limpieza del propio hospital, Fuensanta Morales (conocida como Santi), quien no tenía palabras este viernes para agradecer todo el trabajo al equipo médico que la ha atendido en estas últimas semanas, tanto cardiólogos como anestesistas, personal de UCI, enfermeros y demás profesionales de la Arrixaca.

La paciente, de 64 años de edad y que recibió ayer el alta hospitalaria para volver a casa con sus tres hijos, sufría insuficiencia cardíaca terminal y afirma que éste «es el regalo más grande que me podían hacer, un corazón. Me han regalado la vida», indicaba visiblemente emocionada y rodeada de todo el equipo médico y responsables y directivos de la Arrixaca durante la presentación de esta novedosa intervención.

El coordinador regional de Trasplantes, Pablo Ramírez, asegura que la incorporación del programa de trasplante cardíaco en asistolia a la Arrixaca «es una nueva oportunidad para los pacientes que esperan un corazón», un proyecto que «abre una nueva fuente de órganos para trasplantes».

Hasta ahora los corazones que se trasplantaban provenían de donantes que habían sufrido una muerte encefálica, pero con la donación en asistolia también se pueden utilizar los órganos de pacientes con parada cardíaca.


En este caso, Ramírez reconoce que el corazón era el órgano que menos se podía aprovechar ya que es el que más sufre en la muerte cardíaca, pero se han llevado a cabo investigaciones (una de ellas en el IMIB) para conocer los minutos de seguridad en los que se podía preservar el corazón tras la parada para poder ser trasplantado.

El doctor Sergio Cánovas, jefe del Servicio de Cirugía Cardíaca de la Arrixaca, relata emocionado cómo fue el momento de 'poner en marcha' de nuevo el corazón del donante que ya se había parado. «Fue un momento mágico», subraya.

La paciente receptora llevaba un año en lista de espera para trasplante porque no llegaba el corazón indicado para ella. Y ha sido un donante de la Región de Murcia el que le ha dado la oportunidad de vivir a Santi, ya que hasta el momento la donación en asistolia está indicada para trasplantes locales para evitar al corazón el deterioro que supondría tener que trasladarlo a otro territorio.

El doctor Cánovas explica que «los cirujanos intentamos reanimar un corazón que llevaba parado siete minutos y fue un momento emocionante cuando le proporcionamos sangre oxigenada y volvió a latir. Igual que cuando volvió a latir en Santi».

Por su parte, Domingo Pascual, jefe de Cardiología del Hospital Virgen de la Arrixaca, recuerda que ya en el año 1968 se intentó esta forma de trasplante, pero se descartó porque no era viable. «Pero los avances de los últimos años han hecho posible esta idea».

También ha informado de que se está llevando a cabo un proyecto para estudiar cómo se deteriora el corazón cuando deja de funcionar, investigación en la que llevan 800 muestras analizadas. «Pero hemos logrado hacer el trasplante realidad antes de terminar el proyecto», dice el doctor Pascual.

Actualmente sólo hay cuatro hospitales en España avalados por la Comisión Permanente de Trasplantes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para realizar este tipo de trasplantes. Estos son, además del Hospital Virgen de la Arrixaca, el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, el Bellvitge de Barcelona y el Marqués de Valdecilla de Santander.

Equipo de 120 profesionales

La Arrixaca movilizó en la noche del 16 de junio a un equipo formado por 120 profesionales, quienes se encargaron de la extracción de los órganos del donante. Mientras que otros 50 sanitarios fueron los que participaron en este trasplante cardíaco pionero que ha dado una segunda vida a una trabajadora del propio hospital, tal y como señala Mario Rollo, coordinador hospitalario.

Quien tampoco se perdió ayer la presentación de este hito de la Sanidad murciana fue la directora de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes), Beatriz Domínguez, quien siguió la rueda de prensa desde Madrid por videoconferencia. Domínguez destaca el trabajo que se realiza en la Arrixaca, «un hospital que nos sorprende cada año con nuevas cifras de donación».

Domínguez también insistió en la técnica utilizada para mantener el corazón tras extraerlo del donante, ya que se ha realizado con un dispositivo ECMO (oxigenación de membrana extracorpórea), convirtiéndose la operación del hospital murciano en el sexto procedimiento del mundo de trasplante cardíaco en asistolia con esta técnica.

En lo que todos coincidieron fue en la generosidad del donante, ya que sin su gesto ni Fuensanta ni otros muchos pacientes a los que llegaron sus órganos habrían salido de la lista de espera.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook