28 de junio de 2020
28.06.2020
La Opinión de Murcia
Día Internacional del Orgullo LGTBI
Profesora y artista

Rut Nadal: "No se puede ser feminista y rechazar a una mujer que ha sufrido más que tú"

"La peor época para una trans siempre es la escolar"

28.06.2020 | 04:00
Rut Nadal: "No se puede ser feminista y rechazar a una mujer que ha sufrido más que tú"

Falta ética. Todo depende de la educación, por eso son tan importantes los talleres afectivo-sexuales en los colegios, opina Rut Nadal, profesora de adultos. «Si los niños no tienen información es muy fácil que discriminen. Sobre todo si tienen un mal ejemplo que imitar en casa», asegura.

El colectivo LGTBI siempre ha ido muy unido al movimiento feminista, por eso llama la atención que haya una corriente, la TERF (siglas en inglés de Feminista Radical Trans-Excluyente) que expulse de su defensa de los derechos de las mujeres a las transexuales. Rut Nadal, profesora de adultos que colabora con el colectivo Galactyco de Cartagena, considera que quienes siguen a esta corriente son las verdaderas «feminazis»: «No se puede ser feminista y discriminar a una mujer que ha sufrido más que tú. Es una especie de fascismo dentro del feminismo».

Por bastante discriminación pasan las mujeres trans. «La época escolar siempre es la peor», considera, y por eso precisamente defiende que la educación es la única arma para luchar contra la LGTBIfobia. «Todo depende de la educación que los niños reciben de los padres, ellos imitan y, a esa edad, lo que quieren es pertenecer a una mayoría, por lo que discriminan a la minoría». Para evitar que el problema pase de generación en generación, como un virus que se contagia de padres a hijos, Rut considera que los talleres de educación afectivo sexual son vitales para transmitir una «ética general». Dicho de otro modo: «Cuando hablamos de respeto a al diversidad, nos referimos a un bien que debiera ser universal».

Hoy en día, las mujeres trans pasan por el sentimiento de rechazo desde pequeñas. «Se necesita una gran fuerza psicológica para sacarte los estudios y una carrera. Las empresas privadas apenas ofrecen empleo a este colectivo». Pero también han de ser fuertes para asumir el rechazo en su vida personal. «De pequeñas, las trans sienten que su cuerpo es una cárcel, y cuando cambian, sienten el rechazo del exterior, sobre todo de los hombres heterosexuales, que no las ven como al resto de mujeres. Es un proceso muy doloroso», lamenta.

Pregonera del Orgullo de Cartagena en 2018, a Rut se le han acercado varios padres que le piden consejo sobre sus propias hijas trans. «Primero recomiendo atención psicológica, ya que algunas chicas no están decididas. Si están seguras, mi consejo es que empiecen a hormonarse cuanto antes, ya que un cuerpo joven se amolda a tu mente con más facilidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook