25 de junio de 2020
25.06.2020
La Opinión de Murcia
Educación

Los alumnos que sufran la 'brecha digital' darán clases presenciales aunque se cierren los centros

La Consejería de Educación manda directrices a los colegios e institutos para que preparen planes en caso de que tengan que volver a la enseñanza online por un rebrote del coronavirus

24.06.2020 | 23:37
Los alumnos que sufran la 'brecha digital' darán clases presenciales aunque se cierren los centros

El cierre de los colegios e institutos el próximo curso en la Región de Murcia es una posibilidad si la situación de la pandemia por la covid-19 empeora y se detecta una mayor incidencia del virus que obligue a regresar a la enseñanza online. Ante esta situación, la Consejería de Educación ha mandado a los centros educativos una serie de directrices por las que se deberán establecer planes de contingencia en caso de que la actividad educativa tenga que desarrollarse total o parcialmente por medios telemáticos.

Mediante una resolución de la dirección general de Evaluación Educativa, el Plan de Continuidad de la Actividad Educativa de la Comunidad establece medidas para hacer frente a la brecha digital entre el alumnado. Entre estas acciones, la Consejería señala que los centros deberán establecer protocolos para que los estudiantes que carezcan de recursos tecnológicos o competencias digitales puedan continuar con la enseñanza, y entre las indicaciones realizadas está que el alumnado de Secundaria y Bachillerato afectado por la brecha digital pueda dar clases presenciales de forma individual o en grupo en el centro.

Además, como medida para la prevención del fracaso y el abandono escolar temprano, el centro creará un plan de atención psicológico dirigido a aquellos alumnos que puedan necesitar herramientas de gestión emocional y tratamiento del estrés en situaciones provocadas por la suspensión de las clases presenciales: «inseguridad causada por la brecha digital, desmotivación ante el hecho de no poder acudir al centro, etc».

Los tutores de cada grupo deberán identificar a los alumnos que carezcan de competencias digitales y no sigan las clases, y realizará un control de la asistencia en todas las sesiones, sean realizadas de forma presencial o telemática, e identificará al alumnado que asiste de forma habitual y al alumnado absentista.

Para llevar a cabo la actividad docente por medios telemáticos, «los docentes podrán usar sus propios medios privados, así como los medios que el centro educativo pueda poner a su disposición, ya sea en las propias instalaciones del centro educativo con todas las medidas sanitarias necesarias, ya sea en su domicilio a través del procedimiento de préstamo», señala la resolución de Educación.

Sterm denuncia que el plan no tenga un presupuesto de apoyo al profesorado

 
El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación de la Región Murciana, STERM Intersindical, considera el Plan de Continuidad de la Actividad Educativa de la Consejería de Educación como «un parche que no se adelanta a los problemas y las causas del fracaso o el abandono escolar». Desde el sindicato insisten en la necesidad de aportar soluciones estructurales para el sistema educativo murciano que garanticen la máxima calidad educativa en cualquier escenario posible, no solo ante el cierre parcial o total de los centros educativos.
 
Para ello, desde STERM Intersindical señalan que es necesario reforzar la enseñanza pública regional de modo que se dote a los centros educativos de más recursos humanos y materiales. Esto conlleva un descenso de las ratios de alumnado por aula, el aumento de las plantillas docentes, el refuerzo de la atención a la diversidad y la mejora de la dotación tecnológica de los centros educativos, entre otras medidas que garantizan una mejor atención educativa y el cumplimiento de las normas de seguridad. 
 
José Manuel Fernández, co-portavoz de STERM, critica «que este Plan no contempla ni una sola medida concreta de apoyo a los centros educativos. Se trata de un Plan que le sale gratis a la Consejería de Educación pero que deja recaer toda la responsabilidad sobre el profesorado sin mostrar ni tan siquiera una mínima intención de bajar ratios o reforzar las plantillas docentes. El único Plan que puede funcionar en cualquier escenario posible, presencial o telemático, es el refuerzo de la Escuela Pública desde el 1 de septiembre». 
 
STERM ha exigido que la Consejería abra espacios de negociación con los sindicatos para establecer las condiciones laborales en las que se llevará a cabo la vuelta a los centros educativos. Fernández señala que «la consolidación de los recortes en un contexto como el actual nos situaría en peores condiciones».
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook