En el último día del estado de alarma, el Gobierno regional centra sus esfuerzos en encarar el camino de la recuperación. «El futuro de la Región pasa por Reactiva 2020», sentenció ayer el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, en la puesta de largo de otro plan para la reactivación social y económica. Un proyecto que contará con 737 millones de euros de presupuesto y que Miras considera la «brújula» para salir del bache provocado por el coronavirus.

El acto de presentación se realizó en el Palacio de San Esteban y se retransmitió vía streaming para poder contar con un aforo reducido y adaptarse a las normas sanitarias que imperan durante la pandemia. Entre los presentes se encontraban, sentados y respetando las distancias de seguridad, miembros del Consejo de Gobierno, diputados, los portavoces parlamentarios de Ciudadanos y el PP, el presidente de la Asamblea Regional y representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil como el CERMI, el Consejo Económico y Social, los rectores de la UMU y de la UPCT, entre otros. Organizaciones que han participado, de una forma u otra en la elaboración de las medidas.

El plan está estructurado en tres ejes estratégicos (sociedad, empresa y administración pública) y en torno a ocho tipos de medidas: fiscales, de eficiencia, financieras, presupuestarias, legislativas, de inversión, de contingencia y de comunicación.

En Reactiva 2020 se incluyen 260 medidas en las que se tienen en cuenta las propuestas de 164 entidades de la Región. El fin último es inyectar a la economía regional 1.679 millones de euros hasta finales de 2021, según la portavoz del Ejecutivo, Ana Martínez Vidal.

Miras afirmó en su discurso que esta crisis supone «la oportunidad de demostrar que somos capaces de volver a levantarnos».

El documento está dividido en varios planes, como el que destinará 133,8 millones de euros a empresas y autónomos para dinamizar la economía regional y otros 275 millones se dedicarán a reforzar los servicios básicos esenciales.

Además, cuenta con un paquete de medidas tributarias dirigidas a aliviar a las familias, que tendrán un impacto de 64,72 millones de euros, y con una dotación de 263,7 millones de euros para impulsar inversiones, de las que el 55% corresponde al ámbito sanitario y la transformación digital del sistema educativo, la Agencia Tributaria o el impulso del teletrabajo.

En el ámbito financiero se incluyen más de 19 millones de euros para aportar liquidez a las empresas en áreas estratégicas como el turismo, el comercio, la artesanía o la cultura, acelerar el pago a proveedores o adelantar el cobro de subvenciones y facturas a entidades del tercer sector.

También figuran medidas financieras para las administraciones, como la línea de anticipos para compensar a los ayuntamientos por la pérdida de ingresos tributarios; servicios de dinamización empresarial o actuaciones para dar una segunda oportunidad a las empresas.

En cuanto a las medidas fiscales, se incluye el aplazamiento en el pago de tasas y tributos locales y autonómicos, la disminución del precio de las tasas por la obtención de títulos universitarios, un mejor tratamiento fiscal para las personas con discapacidad o un paquete de medidas que contemplan deducciones y bonificaciones fiscales en distintos sectores y colectivos especialmente afectados por la crisis.

En lo que se refiere a inversiones, la estrategia contempla un presupuesto de 263,7 millones de euros que permitirán impulsar infraestructuras en el ámbito sanitario; instalaciones turísticas; inversiones asociadas al Plan Extraordinario de Carreteras y Agricultura o el desarrollo de proyectos estratégicos en materia de suelo industrial y logística.

En el ámbito empresarial, se incluyen una veintena de actuaciones para impulsar sectores estratégicos, potenciar la digitalización, apoyar a empresas y autónomos en dificultades o avanzar en la sostenibilidad, mientras que las actuaciones en el área social se centran en la creación de empleo, la lucha contra la exclusión social.

Las medidas de eficiencia contempladas en la estrategia abogan por una mayor flexibilidad laboral y una mejora de la comunicación entre administraciones e instituciones o el impulso de la agilización y simplificación de los procedimientos administrativos. En el ámbito legislativo figuran la aprobación y desarrollo de leyes, normas y decretos para esta reactivación económica y social, como las futuras leyes de Inversión y Mecenazgo, y los decretos leyes ya convalidados en la Asamblea Regional sobre medio ambiente e infraestructuras.

Los ejes

  • Ámbito financiero 19 millones de euros para aportar liquidez en áreas como turismo, comercio, artesanía o cultura.
  • Medidas fiscales Aplazamiento de pago de impuestos, rebaja de tasas para obtención de títulos universitarios.
  • Inversiones 263 millones de euros para sanidad, turismo, carreteras o agricultura.
  • Medidas presupuestarias Como el Pacto por la Ciencia, Reactiva Concilia o Promoción Turística.
  • Área empresarial Acciones para impulsar la digitalización, apoyar a empresas y autónomos en dificultades o avanzar es sostenibilidad. Apoyo a los trabajadores afectados por ERTE.
  • Medidas de eficiencia Más flexibilidad laboral, mejora de la comunicación entre administraciones y simplificación de los procedimientos administrativos.
  • Ámbito legislativo Desarrollo de leyes para la reactivación como la Ley del Mar Menor, la Ley de Inversión, la Ley de Mecenazgo o el Decreto de Casas Rurales.