19 de junio de 2020
19.06.2020
La Opinión de Murcia
Tiempo

El verano en la Región: noches tropicales a orillas del Mediterráneo

Meteorología vaticina que el estío, que comienza mañana oficialmente, será más caluroso y seco de lo normal

19.06.2020 | 12:05
Una mujer pasa junto a un termómetro que marca 35 grados en Murcia.

El 5 de julio habrá un eclipse de Luna visible desde España y se podrán observar las Perseidas, la lluvia de meteoros más importante del año

La semana que viene subirán las mínimas de modo que se podrán registrar noches tropicales a orillas del Mediterráneo. Lo dice un portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo. En la Región de Murcia hace días que se pueden ver termómetros que rozan los 40 grados. Y es que el verano astronómico, que comenzará mañana, sábado, a las 23.44 horas, será más cálido de lo normal

No solo eso: en cuanto a precipitaciones será más seco de lo habitual en toda España, después de la cuarta primavera más cálida desde que hay registros que, sin embargo, ha sido un 37 por ciento más lluviosa de lo normal, según la Agencia Estatal de Meteorología. En la Región, la primavera ha sido la más húmeda de los últimos dieciséis años, con una precipitación media de 193l/m2, lo que representa más del doble ( 212%) del valor medio y concede a este periodo un carácter muy húmedo.

En el caso de la Región de Murcia, se prevé que en lo que queda de junio, y también en julio y en agosto, haga más calor que otros años, explica a LA OPINIÓN el meteorólogo Juan Andrés García Valero, que detalló que el tema va por porcentajes: hay un 45% de probabilidad de que el de 2020 sea un estío más cálido de lo habitual, un 35% de que sea lo que se considera 'normal' y un 20% de que sea frío. En breve se facilitará la previsión para septiembre, que aún no está.

En cuanto a las lluvias, se prevé que este verano "va a llover poco", menos de lo que ya era escaso de por sí otros años.

García Valero admite que este año los murcianos han de sufrir un añadido, junto a las altas temperaturas: las mascarillas obligatorias por la calle, para prevenir el contagio de coronavirus. El experto apunta que las quirúrgicas son las más finas y "se llevan mejor" y comenta que, si todos los ciudadanos llevasen ese tipo de tapabocas, se minimizarán los posibles contagios.

El día del solsticio de verano, que este año es el 20 de junio, corresponde al de más horas de luz del año. El 5 de julio habrá un eclipse de Luna visible desde España y se podrán observar las Perseidas, la lluvia de meteoros más importante del año

Conjunto de España 

En la rueda de prensa estacional de la Aemet, la portavoz Beatriz Hervella dijo que, sin embargo, no hay una señal clara sobre como se comportarán las temperaturas en la mitad norte este verano, por lo que no se puede precisar si se espera que sea normal, más fresca o más calurosa.

Por su parte, el portavoz Rubén del Campo, ha analizado el carácter de la primavera y de los cinco primeros meses del año que han supuesto "el arranque de año más caluroso desde que hay registros", algo que confía en que pueda "solucionar" el mes de junio que está siendo un "oasis" en cuanto a las temperaturas, ya que en su conjunto, estos primeros 19 días registran una anomalía térmica de un grado centígrado más frío de lo normal.

De hecho, ha subrayado que si finalmente el mes de junio termina con un carácter normal o algo más frío de lo normal, será la primera vez que un mes logra ese carácter desde abril de 2019.

Junio ha tenido el periodo más largo de este año 202 con el número de días con una media más fresca respecto al valor normal y aunque de media ha sido 1ºC más fría en el conjunto del país, la anomalía térmica negativa en el norte es incluso superior.

Sin embargo, el portavoz ha adelantado que ese "oasis térmico" va a terminar "brúscamente" ya que en los próximos días subirán las temperaturas y se alcanzarán por primera vez este año los 40ºC en capitales del valle del Guadalquivir como Córdoba y Sevilla. "Será un episodio de temperaturas altas duraderas pero no serán tan altas como para hablar de ola de calor, aunque probablemente disipará esta anomalía térmica negativa acumulada en este mes", ha comentado en la rueda de prensa.

Eclipses y fenómenos relacionados

El día 21 de junio habrá un eclipse anular de Sol que será visible como parcial en África, el sudeste de Europa y Asia. La franja de anularidad será visible en algunas zonas de África como República del Congo, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Sudán del Sur, Etiopía y Eritrea; y de Asia como la península arábiga, Pakistán, India y China.

Además, el 5 de julio tendrá lugar un eclipse penumbral de Luna que será visible en el sur y este de Europa, África y América. Este eclipse será visible en España.

Y el 6 de septiembre se producirá una ocultación de Marte por la Luna que será visible en el sur de España. La ocultación se producirá al amanecer.

Igualmente, la primera luna llena del verano se dará el 5 de julio, dándose las siguientes 29 ó 30 días después. En este verano se darán otras dos lunas llenas: el 3 de agosto y el 2 de septiembre.

Al comienzo del verano, Júpiter y Saturno serán visibles durante casi toda la noche, pasando a ser visibles únicamente al anochecer a mediados de julio. Al amanecer serán visibles Venus y Marte.

Lluvias de meteoros y constelaciones

Las dos lluvias de meteoros más importantes del verano serán las Delta Acuáridas, con un máximo hacia el 30 de julio, y las populares Perseidas, cuyo máximo sucederá hacia el 12 de agosto.

El 2020 será un mal año para la observación de las Delta Acuáridas, puesto que su momento de máxima actividad será dos días después de la luna llena (el plenilunio tendrá lugar el día 27 de julio), aunque será un buen año para observar las Perseidas, pues sucederán cuando la Luna esté en fase menguante.

En cuanto a las agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones, posiblemente el verano sea la época del año en la que más miradas se dirigen hacia el cielo, destacando la espectacular franja blanquecina que forma la Vía Láctea.

Nada más caer la noche, comienzan a aparecer las estrellas más brillantes y es fácilmente identificable el triángulo formado por Altair de la constelación del Águila, Deneb de la constelación del Cisne y Vega de la constelación de la Lira. Es el denominado triángulo de verano.

Alrededor de la estrella Polar, se verán a lo largo de la noche las constelaciones de Casiopea, Cefeo, el Cisne, el Dragón y las dos Osas.

También serán visibles de este a oeste, Pegaso, el Águila, la Coronal Boreal y la Cabellera de Berenice. Cerca del horizonte se podrán observar a lo largo de la noche algunas de las constelaciones zodiacales, de la Virgen a Acuario, esta última ya casi al amanecer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook