19 de junio de 2020
19.06.2020
La Opinión de Murcia
Fin del estado de alarma

La Región limita el aforo para tiendas, mercados, piscinas y restaurantes al 75% a partir del domingo

Los clientes de discotecas tendrán que estar sentados en mesas y no podrán consumir en la barra

19.06.2020 | 14:14
Alumnos repasan en clase manteniendo la distancia de seguridad.

A partir del próximo domingo, 21 de junio, cuando finaliza el estado de alarma, los mercadillos locales, lugares de culto, comercios en general, zonas comunes de hoteles, bibliotecas, museos, cines, teatros, piscinas, bares y restaurantes en interior y terrazas tendrán limitado el aforo al 75 por ciento. Así lo establece el decreto para regular la nueva normalidad que ha elaborado el Gobierno regional y que el presidente murciano, Fernando López Miras, ha dado a conocer este viernes a los alcaldes de los 45 municipios de la Región.

Pincha aquí para consultar el decreto

El texto limita el aforo al 75 por ciento también en los locales de ocio nocturno y discotecas, donde los clientes deberán permanecer sentados y no podrán consumir en la barra. En la hostelería también se deberá guardar la distancia mínima de 1,5 metros y en los hoteles se podrán usar todas las plazas disponibles, aunque en las zonas comunes se limitará la afluencia también al 75 por ciento.

En los velatorios la capacidad máxima será de 30 personas en lugares cerrados y de 50 al aire libre. Mientras que en los lugares de culto la capacidad también estará limitada al 75 por ciento, prohibiéndose el uso de agua bendecida.

Las bodas podrán tener un máximo de 200 invitados en lugares cerrados y hasta 500 al aire libre, aunque podrán llegar hasta un máximo de 800 invitados si cuentan con un plan específico que garantice la distancia de seguridad.

Además, se fija en 30 el máximo de personas para academias, centros privados de enseñanza, o actividades deportivas en grupo al aire libre, o turísticas con guía; así como un aforo máximo para escuelas, campus deportivos, escuelas de verano y campamentos infantiles fijando en 150 el aforo permitido y grupos de 20 personas máximo.

El decreto del Gobierno regional señala que esta 'nueva normalidad' se basa en 3 pilares: uso obligatorio de mascarilla, higiene y desinfección y distanciamiento de 1,5 metros entre personas.

Riesgo de rebrote

El Ejecutivo insiste en el documento en que la situación epidemiológica ha mejorado, "pero estamos lejos todavía de poder retomar la situación de normalidad absoluta que la sociedad disfrutaba con anterioridad a la crisis sanitaria". Al tiempo que recoge que "existe un riesgo real de que se puedan repetir situaciones de rebrotes o contagios masivos que serían nefastos en una sociedad en estos momentos debilitada".

Ante esta situación, el presidente de la Comunidad ha instado a los alcaldes de la Región de Murcia a "seguir alentando a sus vecinos a mantener la prudencia cuando concluya el estado de alarma, a las 00:00 horas del domingo, 21 de junio, con el objetivo de prevenir posibles rebrotes".

"La situación epidemiológica está contenida en la Región de Murcia pero, una vez que se permita la libre circulación y se abran las fronteras, debemos estar alerta porque sigue habiendo un importante riesgo de contagio", explica López Miras, quien remarca que "el virus sigue en la calle".

Los alcaldes piden ayudas para la costa

En el encuentro con el presidente murciano los alcaldes de los municipios costeros han solicitado al Gobierno ayudas para poder garantizar las medidas de seguridad en las playas, ya que consideran que este nuevo gasto no puede recaer sobre las arcas municipales.

Las playas han vuelto a centrar en cuentro con los mandatarios municipales, aunque estos se han encontrado con una negativa del Ejecutivo murciano de ampliar los fondos del Plan Copla, tal y como explica el alcalde de Los Alcázares, Mario Pérez Cervera. "Los ayuntamientos tendremos que afrontar este coste con recursos propios, por lo que nos hemos encontrado de nuevo con el peor de los escenarios que nos esperábamos".

Los alcaldes de estas localidades no se han puesto de acuerdo sobre el origen de estos fondos que reclaman, ya que unos consideran que deben proceder del Gobierno regional y otros del Gobierno central, pero todos coinciden en que no pueden asumirlo ellos.

Además, han recordado que esta fase "es la más peligrosa", ya que la libre circulación hace también que se tengan que abrir los parques infantiles y los centros de la tercera edad, para lo que habrá que aumentar las dotaciones de limpieza y desinfección.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook