15 de junio de 2020
15.06.2020
La Opinión de Murcia
Medio ambiente

Anse acusa a Luengo de prevaricación por aprobar la Orden de Vedas sin evaluar el impacto

La Asociación de Naturalistas del Sureste asegura que el consejero "da marcha atrás de forma precipitada por su irregularidad"

15.06.2020 | 19:26
Anse acusa a Luengo de prevaricación por aprobar la Orden de Vedas sin evaluar el impacto

La Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) ha acusado este lunes de prevaricación al consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, por aprobar la orden de vedas de caza sin la obligatoria evaluación de repercusiones sobre la Red Natura 2000.

En un comunicado, explica que la orden fue dictada el pasado 13 de mayo y publicada en el Boletín Oficial de la Región de Murcia el 22 de ese mes.

Tras el requerimiento de Anse, se convocó de urgencia un Consejo Asesor Regional de Caza y Pesca Fluvial con una nueva orden con un informe de impacto ambiental realizado después "para dar el cambiazo" .

Además de ser nula de pleno derecho, al ser firmada por Luengo la orden sobre periodos hábiles de caza para la temporada 2020-2021 en la comunidad murciana sin esa preceptiva evaluación -en tramitación en su propio departamento- a sabiendas de su irregularidad, prevaricó, asegura Anse.

Después de que esta organización comprobara la irregularidad a finales de mayo, "y ante el riesgo jurídico existente", el director general de Medio Natural, Fulgencio Perona, dictó el 10 de junio el informe de impacto ambiental y el 12 de junio convocó el consejo asesor para el 16 "con la intención de dar el cambiazo a la orden irregular", pormenoriza Anse.

Tras hacer responsables a Luengo y Marín, recuerda que las organizaciones ambientales ya abandonaron a finales de 2019 ese consejo asesor "hastiados por su inutilidad y su funcionamiento al servicio de los sectores cinegético y piscícola, que bordeaba los límites legales con frecuencia".

Entre estos casos, detalla en 2017 la retención de una orden de vedas de pesca para evitar la aplicación de una sentencia del Tribunal Supremo sobre especies exóticas invasoras y el mantenimiento "por la presión del colectivo cinegético" de la caza de especies en declive como la tórtola europea, pese a las advertencias de la Unión Europea y la Fiscalía General del Estado español.

La consejería aclara que contó con todos los informes vinculantes favorables

La consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente aclaró en la tarde de hoy que la Orden de Veda de Caza 2020-2021, aprobada el 13 de mayo y publicada en el BORM el pasado 22 de mayo, se firmó con todos los informes vinculantes favorables, incluido el informe favorable de la Dirección General de Medio Natural, competente en Red Natura 2000, quien en función de lo dispuesto por la legislación básica estatal es competente para determinar si existen repercusiones sobre la Red Natura.

De esta forma, existiendo este informe favorable, no era necesario llevar a cabo un procedimiento de evaluación ambiental. No obstante esta Consejería, inició dicho procedimiento con el fin de ampliar al máximo el proceso de información pública en la tramitación de la orden.

Hay que recordar que la orden se aprobó por interés general, a petición del servicio competente, debido a la situación de alarma sanitaria con motivo de la Covid-19 que hizo necesario la adopción de medidas para evitar la propagación de enfermedades. Resultaba preciso pues, para la salvaguarda del interés público dados los eventuales daños en cultivos y mayor número de accidentes de tráfico, graves problemas de sanidad animal y de la afección a la biodiversidad que pudieran derivarse en la demora de su aprobación.

Al margen de su entrada en vigor, el pasado 10 de junio concluyó el procedimiento voluntario de evaluación ambiental, que asimismo resultó favorable concluyendo que no existían efectos significativos adversos sobre el medio ambiente, a la vez que propuso incorporar un conjunto de medidas recogidas en el anexo de la misma.

Algunos de esos aspectos no sustanciales recomendados eran la realización de un control exhaustivo sobre la cada de la perdiz, la prohibición de uso de perros en ninguna modalidad de caza cuando por la fenología de las especies en cada coto se observen pollos que puedan ser predados, durante el periodo de cría y nidificación; la prohibición del entrenamiento de los perros galgos durante los periodos de nidificación de las principales aves esteparias o que no se establecerán puestos de caza de perdiz con reclamo macho cercanos a cortados de nidificación de aves rapaces, ni en zonas con arbolado próximo en el que nidifiquen determiandas rapaces forestales.

Por este motivo, el Consejo Asesor Regional de Caza y Pesca Fluvial se reunirá mañana donde se dará cuenta de la finalización de la evaluación ambiental, y se someterá a valoración la propuesta de modificación de la orden.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook