14 de junio de 2020
14.06.2020
La Opinión de Murcia
Tribunales

A prisión por amenazar a su madre y hermana y herir a un agente con un cuchillo en El Esparragal

El joven, de 19 años, que no les dejaba salir de la vivienda, admitió parte de los hechos y aseguró no poder controlar sus impulsos por su drogadicción

14.06.2020 | 10:15
A prisión por amenazar a su madre y hermana y herir a un agente con un cuchillo en El Esparragal

El juzgado de guardia de Murcia ha ordenado este sábado el ingreso en prisión sin fianza de un joven de 19 años que fue detenido por la Guardia Civil de Cabezo de Torres tras herir a un agente que intentó rescatar a la madre y a una hermana de aquel, a las que había encerrado en la vivienda familiar y amenazaba con un cuchillo de grandes dimensiones.

Indican las diligencias, a las que ha tenido acceso Efe, que se trata e F.S., un vecino de la pedanía murciana de El Esparragal que fue detenido, no sin dificultad, por los miembros de la Benemérita que acudieron al domicilio ante los gritos de socorro que hacían las víctimas.

Y añaden que a su llegada, los agentes se pusieron en contacto con la madre, quien les manifestó que el hijo no las dejaba salir de la vivienda y que había conseguido arrebatarle las llaves, que las dejó en una ventana para que los guardias civiles lograran recogerlas y abrir la puerta.

Uno de los agentes subió por un muro del patio de la vivienda y llegó hasta el lugar en el que estaban las llaves, pero que atacado por el detenido con el cuchillo que portaba, con el que hirió a aquel, que se vio obligado a exhibir su arma reglamentaria para conminarle a que depusiera su actitud, aunque o fue necesario su utilización.

La llegada de otra patrulla de la Guardia Civil consiguió, finalmente, reducirlo y llevarlo al cuartel, donde se instruyó el atestado que fue entregado en el juzgado de guardia.

Este ha ordenado la prisión provisional contra el detenido por la gravedad de los hechos, las elevadas penas que podría corresponderles sin son declarados probados y para evitar la destrucción de pruebas.

Y añade el auto de prisión que podría ser acusado de los delitos de detención ilegal, maltrato en el ámbito familiar y lesiones o incluso homicidio en grado de tentativa, según lo que resulte de las diligencias a practicar.

Tras ser detenido, el joven admitió parte de los hechos y declaró que es adicto al consumo de drogas y no puede controlar sus impulsos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook