11 de junio de 2020
11.06.2020
La Opinión de Murcia
Educación

La Región acepta que el próximo curso escolar sea presencial en todos los centros

La Consejería de Educación ratifica un acuerdo junto al resto de comunidades por el que se buscará una distancia mínima de 1,5 metros entre los alumnos, y de no lograrse se obligará al uso de mascarillas

11.06.2020 | 18:27
La Región acepta que el próximo curso escolar sea presencial en todos los centros

El comienzo del próximo curso escolar se antoja difícil y hasta el día de hoy no queda claro cuál será la 'nueva normalidad' en las aulas a partir de septiembre. La Conferencia Sectorial de Educación celebrada este jueves entre el Ministerio y las comunidades autónomas ha dejado un acuerdo casi unánime entre los territorios participantes, a excepción de Madrid y País Vasco, por el que establecen 14 puntos, 14 medidas que expresan sobre todo la voluntad de que el próximo curso sea completamente presencial.

A este punto de encuentro se ha sumando también la Consejería de Educación de Murcia, que supeditó su adhesión al acuerdo si se desvinculaba de este el borrador del protocolo sanitario que el Ministerio de Educación y el de Sanidad hicieron público ayer miércoles y que establecía como recomendación un volumen de alumnos por clase de 15 como lo más aconsejable y 20 como máximo.

La Consejera de Educación, Esperanza Moreno, veía en el borrador realizado por ambos ministerios una forma de puentear a las autoridades sanitarias regionales, quienes, en su opinión, deberían tener la última palabra para ratificar las medidas sanitarias que se establezcan en los centros educativos el próximo curso. "Según nuestro criterio, este protocolo debería ser sometido a análisis en el Consejo Interterritorial de Sanidad y en la comisión mixta entre Salud y Educación de la Región", ha explicado Moreno en una rueda de prensa celebrada este jueves en la Consejería.

En su opinión, el borrador no ha generado más que confusión y se ha encontrado con la oposición de todas las comunidades. En este sentido, el Ministerio aceptó la modificación del texto para aclarar que las medidas sanitarias a implementar en los centros "deberán ser fijadas por las autoridades sanitarias competentes, que no son las educativas".

La única norma sobre la que pivotan ahora mismo las comunidades y que servirá como base para establecer cómo será la vuelta al cole en septiembre es la reflejada en el artículo 9 del real decreto del Gobierno central que establece la 'nueva normalidad' en los centros docentes: "Deberá asegurarse la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio".

La Región de Murcia aceptó que el acuerdo entre las comunidades incluyera la referencia a este artículo del real decreto publicado ayer en el BOE. Sobre este punto, la consejera ya ha anunciado el Plan de Continuidad Educativa que en la comunidad dibujará las "medidas higiénico-sanitarias necesarias y de todas las medidas académicas posibles para que la educación de nuestros alumnos continúe con la máxima normalidad en el presente contexto". De no lograr esa distancia mínima de 1,5 metros, será obligatorio el uso de mascarillas entre los menores. 

La Consejera adelanta que podrá haber modificaciones de horarios y de espacios en los centros educativos, todos aquellos que "se considere conveniente para asegurar el cumplimento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias". Moreno no ha detallado qué zonas se pueden habilitar en los colegios e institutos para garantizar esa distancia de seguridad o cuántos profesores se pueden contratar para atender las nuevas necesidades el próximo curso.

Las instrucciones del curso próximo estarán listas entre este mes de junio y julio, como años anteriores, según remarca Moreno, quien añadió que estas no se verán afectadas por decisiones políticas sino sanitarias y educativas. Los planes de estudio no serán modificados, según les ha comunicado la ministra de Educación, Isabel Celaá, a las comunidades, pero sí que podrá haber adaptaciones docentes. 

La consejera también se refirió a los fondos que le han sido asignados a la Región de Murcia por parte del Gobierno central. De los 2.000 millones de euros que se repartirán entre las comunidades para gasto educativo, "aún no se ha anunciado la parte que corresponde a nuestra comunidad", aseguró, Asimismo, destacó que "si es la pretensión del Ministerio que todas las aulas tengan en torno a 15 alumnos, esto exigiría en nuestra comunidad un gasto adicional de 900 millones de euros. Se trata de un gasto absolutamente inasumible, dada la infrafinanciación que sufre la Región de Murcia".

También hizo referencia a la educación concertada. "Nos inquieta que desde el Gobierno de la Nación se haya manifestado que estos fondos irán destinados exclusivamente a centros públicos, olvidando a los centros concertados. Se trata de un nuevo ataque a estos centros a los que cada curso acuden más de 77.000 alumnos de la Región y en los que trabajan 6.000 docentes. ¿Acaso estos alumnos y estos docentes no tienen también derecho a que se les aseguren las condiciones adecuadas en sus centros educativos?", se preguntó Moreno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook