11 de junio de 2020
11.06.2020
La Opinión de Murcia
Consejo de Gobierno

Ordenan la restitución de 940 hectáreas de regadíos en torno al Mar Menor

Se han abierto 78 de expedientes de control, de los que 50 ya tienen una resolución firme por parte de la CHS para reconvertirse en cultivos de secano

11.06.2020 | 14:20
Ordenan la restitución de 940 hectáreas de regadíos en torno al Mar Menor

El Gobierno regional de Murcia ha ordenado restituir a su estado natural 940 hectáreas de cultivos de regadío en el entorno del Mar Menor, 175 de ellas en la denominada franja 1, la más próxima a la laguna, según ha detallado el consejero de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Luengo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Esa es una de las principales "medidas en origen" que el Ejecutivo autonómico ha puesto ya en marcha para la recuperación de la albufera a través de una Unidad Agroambiental creada de la mano del decreto que regula las medidas urgentes de actuación para garantizar su cumplimiento.

Esta unidad, integrada por 17 profesionales (5 técnicos, 3 jurídicos, 2 auxiliares y 7 agentes ambientales) ha puesto en marcha cinco tipos de expediente de control y seguimiento, entre los que destacan los de restitución de regadíos ilegales en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS).

En total, se han abierto 78 de expedientes de ese tipo, de los que 50 ya tienen una resolución firme por parte de la CHS para reconvertirse en cultivos de secano: 14 en la franja inmediata a la laguna (175 hectáreas) y otros 36 en la zona 2 (764 hectáreas).

En todos los casos, cada expediente especifica la superficie a restituir, los requisitos básicos de los proyectos de restitución y los plazos, de un máximo de 6 meses para la restitución del terreno.

Además, se han abierto 206 expedientes de inspección de explotaciones agrarias de la zona; 174 expedientes sancionadores a ese tipo de explotaciones por incumplimiento de las medidas incluidas en el decreto de medidas urgentes, y 1.963 expedientes de declaración responsables para la instalación de barreras vegetales que eviten escorrentías, a los que se suman los expedientes informativos de consultas de interesados e instituciones.

Además de esta gestión de los expedientes, Luengo ha detallado que la Unidad Agroambiental se encarga de otras actuaciones, como la elaboración de manuales de procedimientos para las inspecciones de las explotaciones agrícolas y ganaderas con los que fijar una unidad de criterio y garantizar la correcta labor de los inspectores.

Asimismo, se han elaborado programas específicos para abordar la contaminación por nitratos en el Campo de Cartagena, así como proyectos para la reducción de nutrientes de origen agrario, prevención de escorrentías y lucha contra la erosión. También se han puesto en macha actuaciones de control del uso de fertilizantes, de reducción de las escorrentías
Desde la aprobación del decreto de medidas urgentes se han llevado a cabo una veintena de sesiones de formación en las que han participado más de 1.900 agricultores y ganaderos para conocer sus obligaciones respecto de esa normativa.

Todas las actuaciones en origen, ha subrayado Luengo, tienen como objetivo último la recuperación del Mar Menor potenciando la agricultura sostenible y la creación de corredores ecológicos en torno a la laguna como filtro sostenible.

Por otra parte, Luengo se ha referido al informe emitido por el Consejo Económico y Social (CES) de la Región de Murcia sobre la Estrategia de Gestión Integrada del Mar Menor, que lamenta que la misma carezca de plazos y presupuestos concretos para su ejecución.

Luengo ha defendido que al tratarse de una estrategia general, a modo de hoja de ruta, no debe acompañarse de un presupuesto, sino que el mismo se debe aplicar a cada uno de los programas concretos con contempla cuando estos se desarrollen normativamente.

Por el contrario, ha puesto en valor que el informe resalta el trabajo de participación pública que se ha llevado a cabo para elaborarla y que avala las medidas propuestas, al tiempo que señala la importancia de impulsar todos los proyectos incluidos en el plan de vertido cero para garantizar la recuperación de la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook