24 de mayo de 2020
24.05.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

"De cada tres casos confirmados hay un cuarto sin síntomas que está contagiando"

La doctora Chirlaque confirma que los primeros casos diagnosticados en la Región de Murcia salieron a comer y cenar fuera e infectaron a familiares y amigos

24.05.2020 | 04:00
María Dolores Chirlaque junto a parte del equipo del Servicio de Epidemiología en la Consejería de Salud.

La doctora Chirlaque confirma que los primeros casos diagnosticados en la Región de Murcia salieron a comer y cenar fuera e infectaron a familiares y amigos.

Durante los últimos tres meses la doctora Chirlaque, jefa del Servicio de Epidemiología de Salud Pública de la Consejería murciana, ha estado al frente del equipo que ha dado las pautas y ha mantenido a raya al coronavirus en la Región. Estos profesionales siguen al pie del cañón porque, afirman que, ante la Covid-19 no se puede bajar la guardia.

P Desde hace algo más de tres meses se encuentra al frente del control de la pandemia en la Región de Murcia desde el Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud. ¿Cómo está siendo el día a día?
R El día a día es duro, hay muchísimo trabajo, son muchas horas, los fines de semana y festivos, pero también es gratificante por ver el equipo humano de profesionales que hay detrás. Todos se han volcado con esta situación y están dando lo máximo. No hablo sólo de las 42 personas que están aquí conmigo sino de todos los profesionales, tanto de Primaria como de los hospitales públicos y privados. Todos han dado lo mejor de sí y han arrimado el hombro con el objetivo único de combatir el virus. Lo que queríamos a toda costa era evitar fallecimientos y que se extendiera el virus, mantenerlo a raya. Quien estaba en cuarentena no eran las personas sino que teníamos en cuarentena al virus para frenarlo.

P La Región de Murcia ha tenido 'suerte' por el bajo índice de contagios frente al registrado en otras comunidades, como Madrid, Cataluña o Valencia. ¿Han influido las medidas de control que se establecieron desde el primer momento, incluso antes de que se decretara el estado de alarma?
R Son muchos factores los que han influido en que nuestra epidemia no haya sido tan alta como en Madrid o Castilla-La Mancha. Afortunadamente, en Murcia en esas fechas no se celebraron acontecimientos masivos en los que los ciudadanos pudieran traer el virus y que se propagara, como ocurrió en otros lugares. El virus tardó más en entrar y tuvimos mejor capacidad de respuesta para establecer la vigilancia intensiva.

P ¿Ha funcionado el sistema de control?
R Lo cierto es que nuestro sistema de control ha sido un hito. Tenemos experiencia en vigilar enfermedades como el sida, hepatitis, sarampión, polio y aquí, en la Región de Murcia, se trabaja muy bien en este tipo de controles. Hemos tenido muchos brotes, que no tienen ni punto de comparación con la pandemia actual, y hemos podido controlarlos con vacunaciones masivas a la población, como en el caso de hepatitis A de Cartagena. Nuestra respuesta siempre ha sido muy buena y hemos seguido la línea y metodología que ya teníamos, pero ampliando los profesionales.

P ¿Quiénes forman el equipo del Servicio de Epidemiología?
R Somos 42 personas, entre los que estamos doce médicos especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública, cada uno con unas funciones concretas. Aunque ahora, con la pandemia, el 90 por ciento del personal se ha puesto a trabajar con el coronavirus. A los médicos se suma también el equipo de diez enfermeros. Pero hemos recibido un refuerzo de seis enfermeros más y cuatro médicos, a los que también hay que sumar el resto de personal (administrativos, estadistas, MIR...) hasta llegar a los 42 que estamos en activo ahora mismo.

P Ahora que se pueden mirar los primeros días de la pandemia con algo de perspectiva, ¿han hecho la reconstrucción de la cadena de los primeros contagios, dónde estuvo el origen?
R Aunque en Murcia no teníamos casos, desde el 22 de febrero estamos vigilando, haciendo pruebas y determinaciones, hasta que apareció el 8 de marzo el primer positivo. Ese rastreo del que se habla tanto ahora nosotros lo estamos haciendo desde el principio, con los primeros casos, en el momento de la fase de contención. Aunque durante la de transmisión y circulación no se pudo mantener por el elevado número de contagios y ahora, en la desescalada, se ha vuelto a retomar. Los primeros casos que se diagnosticaron en Murcia fueron importados de Valencia, Madrid y Andalucía, pacientes a los que se les hizo rastreo y algunos de los cuales fueron a comer y cenar fuera de casa en esos días y contagiaron a otras personas, como familia y amigos. Hemos establecido los vínculos de casi los cien primeros casos.

P ¿Hubo en Murcia un paciente cero, uno del que partiera el contagio en la Región?
R El caso primario en Murcia no fue uno sino varios que llegaron de fuera. A muchos de ellos pudimos aislarlos antes de que contagiaran a más personas, pero hubo casos primarios que no se detectaron a tiempo al presentar síntomas muy leves. Resulta que en febrero ya teníamos en la Región casos a los que no se les hizo la prueba porque eran síntomas leves y en ese momento el protocolo establecido por el Ministerio no consideraba zonas de riesgo los países en los que habían estado. Hay que recordar que en un principio la zona de riesgo sólo era la región china de Wuhan, luego se amplió a toda China, después a los que habían viajado al norte de Italia y posteriormente se incluyó todo el país.

P ¿Cree que el sistema de vigilancia y control que se estableció en Primaria desde el principio ha sido fundamental para contener los contagios?
R Primaria ha trabajado muy bien y cuando se pasó de la fase de contención a la próxima se encargó de hacer todo el seguimiento de los casos que se confirmaban, sus contactos y familiares más próximos. Gracias a su labor se logró que no avanzara el virus y mientras nosotros nos centramos más en colectivos concretos o en aquellos sectores a los que Primaria no llegaba, como las residencias, centros de discapacidad o prisiones, entre otros.

P En la desescalada vuelve a ser clave el estudio de todos los casos y sus contactos. ¿Cuántos rastreadores se están encargando de este trabajo?
R El equipo de rastreadores está formado por médicos, apoyados por profesionales de enfermería. Cada 3 -4 horas vamos recibiendo en Epidemiología los resultados de todas las pruebas que se hacen en los centros públicos y privados, laboratorios y mutuas. Entre toda esa información buscamos si hay casos nuevos y nos ponemos en contacto con ellos para hacerles una encuesta telefónica para comenzar a rastrear. Por ello, pedimos a la población que en cuanto se noten síntomas no vayan a su médico o al hospital sino que nos llamen a nosotros al teléfono que se ha habilitado, ya que cuando más contagia el virus es cuando aparecen los síntomas y 48 horas antes de éstos.

P ¿Se han planteado aumentar el equipo de vigilancia para rastrear la Covid en la Región de Murcia?
R Además de nuestro personal se contrató a diez profesionales más para el equipo de rastreadores y hemos solicitado diez enfermeros más de refuerzo que esperamos que lleguen en los próximos días. Hay que tener en cuenta que esta tarea no es sólo de un momento concreto, no es de ahora, sino que la vamos a tener que seguir haciendo un año, dos o el tiempo que digan porque el virus va a seguir estando y va a estar tiempo. Es una tarea fundamental que, aún haciéndola, no podemos descartar que después pueda haber otro brote, pero si no la hacemos esto se nos puede ir de las manos. En la medida que podamos, tenemos que poner todo de nuestra parte.

P Por lo que da a entender, este trabajo de rastreo ha venido para quedarse...
R Mientras que tengamos un caso, el virus está, y tenemos un 25 por ciento de personas que tiene el virus pero que no presenta síntomas. Esto nos dice que de cada tres casos que detectamos de pacientes con síntomas hay uno que no los tiene. Es cierto que estos casos no son graves porque el paciente no tiene que ingresar en un hospital, pero puede transmitirlo y aumentar los contagios sin saber que está infectado.

P Esta semana la Región de Murcia entra en fase 2 de desescalada, lo que implicará más personas en la calle, apertura de centros comerciales... ¿supone esto un mayor riesgo de rebrote?
R Depende de cómo esté circulando el virus. Nosotros ahora constatamos que hay una baja circulación del virus, tenemos pocos casos y se están haciendo muchos test, por lo que si se cumplen las medidas de higiene de manos, mascarillas, usar los geles cuando entras a un comercio y cuando sales, no tiene por qué haber ningún problema. Hay que ver cómo se comporta el virus y si no se puede controlar volveríamos otra vez (a la fase 1). Hay que tener claro que quien va a parar al virus es el comportamiento de la población y lo bueno es que contamos con los sistemas para detectar los casos nuevos y controlarlos, como ha sucedido, por ejemplo, en Totana.

P ¿Viven con mucha tensión desde Epidemiología este avance en la desescalada y el paso de una fase a otra?
R En principio no. Hemos pasado a la fase 1 y hemos tenido las primeras salidas de los niños y no hemos notado que se haya producido un aumento de casos. La mayoría de los que tenemos son casos de contagios de marzo y abril. En este caso estamos tranquilos porque por pasar de la fase 0 a la 1 no ha habido un aumento de la circulación del virus y si se hacen las cosas bien en la fase 2 tampoco tiene por qué incrementarse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook