24 de mayo de 2020
24.05.2020
La Opinión de Murcia
Economía

Murcia prepara una plataforma online que permita al comercio competir con Amazon

El cierre de las tiendas por el estado de alarma ha demostrado la necesidad de vender por Internet

24.05.2020 | 04:00
Una persona pasa frente a un escaparate en Murcia.

La Dirección General de Comercio reunirá el miércoles a los ayuntamientos para animarlos a entrar

El parón de la economía causado por la pandemia de coronavirus ha provocado una grave crisis al comercio, que ha tenido que pasar casi dos meses con la persiana bajada y sin vender una escoba, pero también ha enseñado a los pequeños empresarios que mientras la economía se paraba había negocios que seguían vendiendo a través de Internet.

La Dirección General de Comercio de la Consejería de Empresa ha propuesto a las asociaciones de comerciantes de la Región la creación de una plataforma online que dé visibilidad a los productos de sus establecimientos y, al mismo tiempo, proporcione una salida a las empresas en una situación de incertidumbre, en la que se no se descarta que pueda repetirse la dura experiencia después del verano.

María José Ros, que hace apenas unas semanas ha añadido Comercio a las competencias de Innovación Empresarial que ya tenía, reunirá este miércoles a los concejales de Comercio de los ayuntamientos de la Región para proponerles aunar esfuerzos entre los consistorios, las tres Cámaras de Comercio y la Consejería para crear una plataforma capaz de permitir a las pequeñas tiendas competir con Amazon.

Ros explicó que algunos ayuntamientos se han adelantado ya con la creación de portales comerciales de ámbito local, que podrían sumarse a la plataforma regional, una alternativa que en estos momentos se vislumbra como una herramienta que puede llegar a ser imprescindible ante una nueva hibernación.

La directora general considera que este portal de venta online debe llevar «la marca de la Región de Murcia», con el propósito de que ayude también a situar fuera de la Región los productos que comercializan las empresas murcianas.

Su intención es aportar al proyecto dinero que no ha llegado a gastarse por culpa de la suspensión de los planes truncados por la pandemia de coronavirus. De entrada, cuenta con poner una aportación inicial de 500.000 para echar a andar.

Rentabilizar posibilidades

Sin embargo, María José Ros defiende que la iniciativa solo puede tener éxito si, además del esfuerzo económico y el interés que puedan mostrar su departamento, los ayuntamientos y las asociaciones de comerciantes, va acompañada de un plan de formación y de las herramientas tecnológicas y logísticas para posibilitar su funcionamiento.

Considera que la plataforma solo será útil si los comerciantes a los que va dirigida perciben las ventajas de tener su propio espacio en Internet y se forman para rentabilizar las posibilidades que les ofrece el comercio electrónico.

La directora general entiende que muchos empresarios pueden mostrar reticencias si no llegan a apreciar con nitidez sus ventajas, teniendo en cuenta que la venta online añade obligaciones adicionales a las tareas que venían realizando tradicionalmente y, además, les cuesta dinero. «Si van a tener que realizar un esfuerzo para situar sus productos y, además, deben pagar 50 euros al mes por los servicios que reciben, puede que no vean las ventajas», explicaba.

Ros señaló que la creación de los llamados 'marketplace' exige inevitablemente la contratación de un proveedor que proporcione los soportes tecnológicos para abrir el portal de ventas y para canalizar las operaciones de las empresas. También hace necesario contar con un servicio de mantenimiento para garantizar su continuidad.

Aunque apuntó que en este momento hay empresas que están ofreciendo facilidades a las administraciones públicas, con descuentos a las empresas que pueden llegar a garantizarles medio año gratis y otro medio cubierto con las ayudas públicas, ella considera que los comerciantes «se irían al acabar la oferta y la iniciativa morirá».

Defiende que es preferible buscar una empresa «cercana», capaz de ofrecer servicios asequibles, para evitar «comisiones e intermediarios». Añadió que será necesario llegar a un acuerdo con una empresa de transporte, también murciana, que se encargue del reparto.

Escaparate virtual

La pandemia de coronavirus también ha anulado el calendario de ferias que se vienen celebrando en la Región, según avanzó la directora general de Comercio e Innovación Empresarial, María José Ros, que considera necesario encontrar fórmulas capaces de ofrecer a los sectores afectados un escaparate virtual.

Su intención es aprovechar las subvenciones oficiales para dar visibilidad a los sectores que se han quedado sin feria con el fin de apoyar la recuperación de unos mercados que en muchos casos han quedado bloqueados por el cierre de fronteras.

Entre los certámenes suspendidos para evitar el riesgo de contagio figuran la Feria del Mueble de Yecla, un sector que fue uno de los primeros en parar, ante la ausencia de suministros y de telas utilizadas en la fabricación de sofás.

También se han quedado en el tintero la Feria de Artesanía de la Región (Feramur) y SEPOR, un evento internacional que reúne en Lorca a empresas de todo el mundo que presentan los avances tecnológicos en la ganadería porcina. La directora general de Comercio espera que, si la situación se normaliza a partir de septiembre y la crisis sanitaria remite, sea posible retomar el calendario de IFEPA, con sede Torre Pacheco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook