24 de mayo de 2020
24.05.2020
La Opinión de Murcia
Especial Bankia

Empresas y banca se conjuran para plantar cara a la crisis

LA OPINIÓN, Prensa Ibérica y el Grupo Zeta, en colaboración con Bankia, organizan un encuentro para analizar la situación actual y el papel que están jugando las entidades financieras a través de sus medidas para particulares y empresas

24.05.2020 | 04:00
Empresas y banca se conjuran para plantar cara a la crisis

Las medidas de la banca para particulares y empresas fue el objeto de debate en el webinar organizado por el diario LA OPINIÓN el pasado martes.

BANKIA

La directora corporativa de la Territorial de Bankia en Murcia y Alicante, Olga García, afirmó que estamos viviendo una crisis sanitaria sin precedentes que ha conllevado la congelación de una buena parte de la actividad económica con todas las consecuencias que ello conlleva. Como entidad financiera hemos tomado partido con determinación porque hemos entendido que nuestra responsabilidad es «ser parte de la solución» y «demostrar una gran capacidad de reacción y adaptación en un corto periodo de tiempo para ayudar a las familias y empresas».

Para Bankia esa implicación ha conllevado hacer un auténtico despliegue de medios internos, tanto desde el punto de vista humano como de sistemas y de organización de las distintas áreas, «y creo que hemos conseguido hacerlo de manera ejemplar, conciliando la atención de los clientes como servicio esencial con la protección de la salud de los equipos». Bankia ha mantenido abiertas desde el principio el 90% de sus oficinas con una gestión preventiva que ha conllevado implantar el teletrabajo en el 50% de la plantilla de la red de oficinas y del 98% de los Servicios Centrales.

«Ha supuesto un cambio absoluto en nuestra forma de trabajar y quiero expresar mi reconocimiento a todos los profesionales de Bankia que están trabajando a pleno rendimiento presencialmente o desde sus casas, demostrando su compromiso con los clientes y con la entidad, un gesto que hago extensivo a todos los trabajadores del sector».

La directora territorial destacó que «2020 va a ser un año muy duro, y partiendo de que la prioridad es la salud, es muy importante preservar la actividad económica porque tenemos claro que mantener el tejido empresarial nos permitirá salir más rápido de la crisis y no tenemos tiempo que perder». «Debe ser una prioridad de todos el restaurar el tejido productivo, recuperar el empleo, proteger a las empresas como algo clave para emprender la reconstrucción de la Región y del país», concluyó Olga García.

CROEM

El presidente de la CROEM, José María Albarracín, destacó el trabajo de las empresas esenciales que «han sufrido muchísimo sin tirar nunca la toalla, sobre todo el sector primario: agrícola, ganadero, pesquero, transporte y distribución, pero también las empresas que tuvieron que cerrar por imperativo legal, que están sabiendo capear el temporal y estar a la altura».

En este sentido, Albarracín se hacía eco de que Murcia es la Comunidad con la tasa más alta de autónomos que han vuelto a su actividad, cerca de un 70%, un porcentaje muy parecido al de las empresas que están activas en este momento.

El dirigente de CROEM cerró su intervención recordando que la entidad que representa y casi todos los bancos operativos en la Región suscribieron el pasado 30 de marzo una adenda al acuerdo alcanzado el pasado noviembre por el que se puso a disposición de los empresarios 200 millones de euros para fomentar la innovación, la digitalización y la economía verde; de esta manera se amplió esa línea acordada con Aválam hasta los 250 millones de euros, incluyendo circulante para destinarla a la totalidad del sector empresarial, «quisiera reconocer el trabajo de Bankia porque ha apoyado el 70% o más de las peticiones que hemos tenido; se demuestra que hoy entidad financiera y empresa van de la mano más que nunca, y si hubieron dificultades en el pasado se han superado, gracias a esto muchas empresas van a poder salir adelante».

AVÁLAM


El director general de Aválam, Luis Martínez de Salas, también se refirió a este momento como «los más duros de la historia» de esta sociedad de garantía recíproca que en 2021 cumplirá 40 años, «en los que hemos vivido varias crisis, la de principios de los años 90 o la de Lehman Brothers en 2008, pero ahora estamos sufriendo algo inesperado». Aválam dispone de una plantilla de 20 profesionales, todos teletrabajando, «y con los mismos medios, tuvimos que dar una respuesta que llegó a multiplicarse por diez. La prioridad es la salud, sin ella no hay economía, pero sin economía tampoco hay salud porque hay que mantener el sistema sanitario y la protección social», sostiene el director de Aválam que destacó el impacto específico en el sector hostelero, el pequeño comercio o los negocios vinculados al ocio.

Martínez de Salas explicó que una vez estallada la crisis era previsible que se diera una oleada de solicitudes de financiación por parte de autónomos y pymes, los más afectados. Sobre la línea de crédito que se estableció a finales de 2019 para modernizar el sistema productivo, afirmó que «a finales de enero se iniciaron las conversaciones para orientar esta línea al circulante, al servicio de las pequeñas empresas y de los autónomos, con condiciones especiales, y con un esfuerzo de la banca por reducir el cobro de los tipos de interés a un 1,25%, un buen tipo para operaciones a cinco años, y reduciendo los costes del aval al 0,75%».

Esta línea, pionera porque incluso salió adelante antes que los ICO, ha dado según el director de Aválam «un resultado magnífico, llevamos ya más de 1.300 solicitudes con un ticket medio de 120.000 euros». Y esto ha sido posible gracias a la implicación de las entidades financieras, «sobre todo aquellas que tiene un ADN más regional, siendo Bankia la más activa, la que está canalizando un mayor número de operaciones».

Los expertos responden

Olga García: "Más cerca que nunca de familias y empresas"
 
La directora territorial de Bankia aseguró que la entidad está centrada en «estar más cerca que nunca de familias, empresas y autónomos», en ayudar a los sectores más vulnerables e impactados por esta crisis. Subrayó que han actuado de forma rápida y proactiva para ofrecer las medidas que el Gobierno ha ido desplegando. Detalló las diferentes moratorias hipotecarias y de consumo y afirmó que «hemos ido más allá, buscando soluciones a nivel de entidad para los clientes que no cumplían los requisitos exigidos por el Real Decreto, a través de la moratoria voluntaria de Bankia conforme al acuerdo sectorial de la AEB».
 
Además, Bankia ha estado muy pendiente de colectivos sensibles como los mayores de 65 años, adelantando el pago de sus pensiones y contactando con ellos para trasladarles confianza, y prestándoles servicios como el de llevarles la compra a casa. También de los desempleados, y trabajadores que han sufrido un ERTE en sus empresas, anticipando el pago de las prestaciones tras el acuerdo firmado con el Ministerio de Trabajo y con el SEPE. En relación a las empresas, la entidad está participando activamente en el programa de avales del ICO, el convenio de liquidez con Croem y Avalam, así como en el apoyo a sus necesidades de circulante, entre otras acciones.

Albarracín: «Nos ha costado un trabajo supremo agilizar los ICO»

 La CROEM ha recibido numerosas quejas desde que el Gobierno aprobó aquella dotación en cinco fases de 100.000 millones de euros a través del ICO, «en las dos primeras dotaciones, fue un galimatías y aunque ha mejorado bastante,  ha costado muchísimo trabajo y ha supuesto un esfuerzo supremo lograr que esa línea fuera lo más ágil y fácil de tramitar posible para que llegara al empresario, algo crucial en los primeros momentos.»  Albarracín también lamenta que el aval del Estado no cubriera el 100%, «tal y como merecía la situación del país en aquellos instantes».

La CROEM volvió a manifestar su repulsa a las declaraciones realizadas recientemente por la ministra de Trabajo (que llegó a relacionar las explotaciones agrícolas con la esclavitud)  y  el de Consumo (que describió el turismo nacional como precario, estacional y de bajo valor añadido), «hemos exigido disculpas  y en su defecto la dimisión o el cese inmediato; ni España, ni la Región de Murcia merecen tener al frente a semejantes elementos». Tras reclamar más consenso político, José María Albarracín cerró su respuesta  apelando a la unidad y a la fortaleza como elementos clave para superar la crisis, «la situación económica es muy complicada, pero los empresarios de esta Región son los mejores del mundo».


Luis Martínez: «Ayudamos a las pequeñas y medianas empresas»

En cuanto a la gestión de las solicitudes recibidas, el director de Aválam, explicó que «revisamos todos los procedimientos internos para agilizarlos en lo posible y responder a la demanda masiva; primero hemos atendido a nuestros socios y clientes, unos 5.000 a través de moratorias y refinanciaciones». 
 
Uno de los objetivos de Aválam es ayudar a todas aquellas empresas que estaban funcionando  con normalidad antes del estallido de la crisis, para ello han tenido en cuenta los datos históricos, «no hemos podido ayudar a aquellas empresas que ya tenían dificultades antes del estallido de la pandemia; para ellas hay dispuestos otros canales, otros procedimientos».  
 
Martínez de Salas matizó que la  línea genérica ofrecida por CROEM, Aválam y entidades financieras incluye otras específicas, con la colaboración de diversos departamentos de la Administración pública, para actividades culturales y recreativas y para turismo y hostelería, «hay muchos sectores afectados y cada uno  tiene sus particularidades y tratamientos especiales, en algunos casos tienen coste cero, en otros sólo el aval». Además, sostuvo que se sigue trabajando en nuevas líneas para la totalidad de los sectores afectados; «muchos de ellos son los que hacen ciudad, son negocios visibles, que dinamizan la vida social». 

Optimismo y prudencia en las conclusiones del evento

Los ponentes lanzaron un mensaje de optimismo pero también de prudencia en sus conclusiones,  «el contexto actual ha hecho que cambien muchas de nuestras prioridades, pero lo que no ha cambiado es que nuestros clientes y sus necesidades siguen siendo nuestra máxima prioridad», concluyó la directora territorial de Bankia que entiende que el «futuro no será fácil y que para afrontarlo con éxito es imprescindible la colaboración de todas las instituciones» y apuntó que todos tenemos nuestra parte de responsabilidad individual; estoy segura de que con el esfuerzo de todos vamos a salir adelante, reforzados». García cerró su intervención definiendo al presidente de CROEM y al director general de Aválam, por las instituciones que representan, como dos de las piezas fundamentales para que la Región salga de la crisis lo antes posible. Por su parte, el presidente de la CROEM, aseguró que el empresario está deseando volver a trabajar, «ojalá que la recuperación llegue lo antes posible, pero este año será extremadamente duro, pero con unidad y fortaleza lo sacamos adelante». Finalmente, el director de Aválam habló de tres pilares claves : confianza en los empresarios, la colaboración público-privada y el compromiso de las entidades financieras, «con eso y el autoconvencimiento de que es posible, lo lograremos».
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook