23 de mayo de 2020
23.05.2020
La Opinión de Murcia

La avanzadilla de los más pequeños

Diez pueblos de la Región con menos de 10.000 habitantes estrenan medidas de la fase 2 como la apertura del interior de los bares

22.05.2020 | 23:59
Paqui y Juani, en El Nogal, en Inazares.

Alguazas, Lorquí, Pliego y Villanueva tendrán que esperar al lunes, como los demás municipios.

Diez poblaciones de la Región con menos de 10.000 habitantes estrenaron ayer algunas de las medidas de la fase 2 de la desescalada, que no se aplicarán en el resto de los municipios murcianos hasta el próximo lunes. La orden del Ministerio de Sanidad publicada este viernes en el BOE que también permite abrir los bares y levanta las restricciones horarias para hacer deporte y para sacar a los niños, establece unos requisitos complejos para su aplicación, que dejan fuera a cuatro de los municipios más pequeños, porque concentran una población superior a los 100 habitantes por kilómetro cuadrado.

Los cuatro municipios con menos de 10.000 habitantes que no podrán abrir los bares hasta el lunes son Alguazas, Lorquí, Pliego y Villanueva del Segura. Se trata de poblaciones con una reducida superficie, lo que hace que soporten una mayor concentración.

Los que desde este viernes disfrutan de una mayor flexibilidad de horarios son Abanilla, Albudeite, Aledo, Blanca, Campos del Río, Librilla, Moratalla, Ojós, Ricote y Ulea.

En estos municipios ya no se exige que los menores de 14 años tengan que salir con un solo adulto, sino que se permite pasear a toda la familia.

También se flexibiliza la distancia del domicilio y se permite realizar salidas en un radio máximo de cinco kilómetros, incluyendo municipios adyacentes, siempre que se encuentren dentro del ámbito de aplicación de la orden.

Desde este viernes se eliminaban las restricciones en estas poblaciones tanto para los paseos como para la práctica al aire libre de actividad física no profesional. En los 35 municipios restantes de la Región solo se podrá practicar deporte entre las 6.00 y 10.00 de la mañana y entre las 20.00 y 23.00 horas hasta el próximo lunes, cuando la Región entrará en fase 2.

La orden del Ministerio de Sanidad causó inicialmente mucha confusión dado que los requisitos establecidos a los municipios pequeños para adelantarse en la desescalada incluían algunas exigencias relativas a los pueblos colindantes y a las coincidencias que deben darse que no resultaban fáciles de descifrar. El texto publicado en el BOE también tendría aplicación en las pedanías con menos 10.000 habitantes, aunque también esta posibilidad resultó discutida en algunos casos.

Por eso, el presidente de la Asociación de Bares de la patronal Hostemur, José María Rubiales, aseguraba ayer a primera hora de la tarde que aún no se sabía con exactitud qué poblaciones reunían todos los requisitos para poder abrir los bares, aunque con un aforo limitado, lo que obliga a reducir el número de mesas a disposición de los clientes. En el resto de la Región solo estará permitido el uso de las terrazas. Rubiales se quejó especialmente de que el Ayuntamiento de Murcia está denegando la ampliación del espacio disponible solicitada por los establecimientos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook