22 de mayo de 2020
22.05.2020
La Opinión de Murcia
Crisis

Restaurantes con vida en el interior y teatros que hibernan hasta septiembre

21.05.2020 | 20:06
El bar Los Bocatas de Antonio, en Santa María de Gracia, prepara su interior por si puede abrir el lunes, en la fase 2.

La llegada de la fase 2 implica que los bares y restaurantes ya pueden servir en su interior pero sin servicio de barra. Además, deben mantener todas las normas de seguridad vigentes y solo pueden usar el 40% de su aforo, aunque ayer mismo el ministro Illa adelantaba que igual se amplía hasta el 50%.

Son muchos los hosteleros que quieren estar preparados para poder dar ese servicios desde el próximo lunes, si la Región pasa a la fase 2, por lo que están trabajando frenéticamente adecuando sus instalaciones. En el restaurante de Cartagena La Marquesita miden el interior para hacer la distribución de mesas en uno de sus dos salones. Si la demanda creciera, abrirían el segundo. «Estamos esperando para saber exactamente qué dice el BOE para hacerlo todo bien. En la terraza hemos aplicado todas las medidas y no hemos tenido problemas», explica su dueña, Almudena Ferrer.

Cerca de allí, en el restaurante Dálmansa, lo tienen más fácil porque en el salón que van a abrir ya tenían las mesas separadas por mamparas. Aún así su responsable, Sol Martín de Oliva, señalaba que van con cautela. «Abrimos este salón y, si va bien, abriremos el otro. También hemos pedido al Ayuntamiento un poco más de espacio para la terraza».

Otros hosteleros consultados han decidido seguir cerrados porque no les sería rentable abrir y no están en condiciones de seguir perdiendo dinero, por lo que prefieren esperar a la siguiente fase.

Espectáculos aplazados

Por otra parte, los teatros y auditorios también pueden abrir a partir del día 25, pero lo cierto es que la mayoría van a esperar a después del verano porque abrir con el 30% del aforo hace inviable, en principio cualquier representación.

Los teatros municipales de Murcia (Teatro Romea, Teatro Circo Murcia -que hoy acoge un festival sin público- y Teatro Bernal) anunciaron hace unos días el aplazamiento o cancelación de los espectáculos que estaban programados para el final de esta temporada, mientras que desde la Concejalía de Cultura se está trabajando estos días en la elaboración de un protocolo y en la implementación de medidas organizativas y sanitarias que podrían ser necesarias para su reapertura ya de cara a septiembre. Los espectáculos aplazados se podrán ver durante el último trimestre de este año y las entradas ya adquiridas siguen siendo válidas para las nuevas fechas, aunque se pueden devolver. Otros espectáculos han tenido que ser cancelados por el momento, aunque varios de ellos serán reprogramados en 2021.

Cristina Roca, responsable de programación del Teatro Circo Apolo del El Algar, explicaba que «tenemos solo 500 butacas. Si solo podemos vender 150 localidades es imposible hacer una representación. Esperaremos a septiembre».

En Cartagena, tanto el Nuevo Teatro Circo como El Batel permanecen cerrados. El primero ha informado que va a abrir sus taquillas a partir del 1 de junio para devolver el dinero de las entradas de las representaciones que no han podido celebrarse y no tiene ningún espectáculo programado hasta diciembre. Por su parte, El Batel no ha indicado cuándo reabrirá sus taquillas. Por el momento, realiza actividades on line, pero respecto a espectáculos en vivo, los ha aplazado todos excepto los programados a partir de julio, a la espera de ver cómo evoluciona la situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook