18 de mayo de 2020
18.05.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus en Murcia

La baja demanda de leche de cabra asfixia a los productores en la Región

Los ganaderos temen que si no cambia la situación llegará el día en el que no puedan retirar esta materia prima porque "las queserías no están cogiendo leche"

18.05.2020 | 04:00
Una granja caprina con decenas de ejemplares en Caravaca de la Cruz.

La falta de consumo de queso de cabra ha provocado que las queserías por el momento bajen la recepción de leche. Algo que afecta directamente a las producciones de leche de caprino que hay en la Región. José Francisco López, productor en la pedanía caravaqueña de Barranda, explica que "nos han aconsejado bajar la producción, porque hay muy poca demanda, y no te garantizan que vayan a seguir retirando la leche".

Los productores temen que si no cambia la situación, y se sigue alargando este estado de alarma, llegará el día en el que no puedan retirarla, "las queserías no están cogiendo más leche porque tienen los almacenes llenos y apenas están teniendo ventas", explica este ganadero, quien destaca que "el 95% de esta materia se emplea para la elaboración de quesos, no sucede como con la de vaca, por lo que el consumo es muy inferior". Actualmente, de las 1.700 cabezas que tiene, en producción están unas 1.100, que generan unos 2.000 litros diarios; y con el recorte han bajado a unos 1.500 litros. Para bajar la producción de leche, lo que hacen los productores es bajar el porcentaje de pienso que come cada cabra, es decir si estaba en 1,4 kg, se ha bajado a unos 800 gramos. Porque hay que seguir ordeñándolas.

Otro de los problemas a los que se enfrentan los productores es el precio, que estará a la baja, "ahora mismo no sabemos el precio fijo, porque aún no la han pagado, pero ya nos advirtieron que sería a la baja", explicando en este sentido que "con suerte llegaremos a cubrir gastos".

Sobre el futuro del sector explica López que "espero que esta situación acabe pronto y podamos seguir adelante".


Ayudas al sector

La magnitud de la crisis que atraviesa el sector ovino caprino como consecuencia del estado de alarma por la Covid-19 y del cierre del canal Horeca (fuera del hogar), esencial para el suministro a los establecimientos de hostelería, enfocados tanto al consumidor local como a la industria turística, ha provocado la decisión del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de destinar una ayuda de diez millones de euros para compensar a los ganaderos de ovino y caprino por las dificultades de comercialización que atraviesan debidas a la disminución del consumo de carne de estas especies durante los meses de marzo y abril.

Esta ayuda tiene especial trascendencia para toda la comarca natural de Caravaca, donde existe una importante cabaña de ganadería extensiva, principalmente de ovino segureño, esencial para la actividad económica de nuestros ganaderos, también para disminuir el despoblamiento rural y, por supuesto, desde el punto de vista medioambiental.

El pago se realizará por oveja y cabra elegible y, para simplificar el procedimiento, los ganaderos no tendrán que hacer ninguna gestión adicional, ya que lo percibirán automáticamente asociado a su solicitud de ayudas de la Política Agraria Común (PAC) que presentan todos los años.

La ayuda de diez millones de euros del Ministerio se sumará al ingreso anual de unos 168 millones de euros de la PAC para el sector ovino-caprino y puede complementarse con otras que se están pidiendo a la Comisión Europea y las que establezca la Comunidad Autónoma si el Gobierno de la Región de Murcia así lo decide.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook