La situación de confinamiento a la que ha llevado la pandemia del coronavirus debe servir para replantear el modelo de ciudad en la que queremos vivir, espacios en los que deben existir más zonas para las personas y menos para los vehículos. Así lo cree el consejero de Salud murciano, Manuel Villegas, quien recuerda que la Región de Murcia ha pedido al Ministerio de Sanidad que se cambien los horarios de salida para proteger a los mayores, pero antes hay que esperar a que se emita la nueva orden. Ante esta nueva normalidad, con el desconfinamiento de la población, con más ciudadanos por las calles paseando y haciendo deporte, Villegas considera que «las ciudades necesitan adaptarse, ser valientes y peatonalizar zonas, ya que las personas necesitan más espacio».

Mientras el Ministerio no atienda la petición sobre la adaptación de los turnos de salida, la Región recomienda a todos los municipios, excluidos los de menos de 5.000 habitantes, que se cumplan los horarios establecidos en la orden, es decir de 6.00 a 10.00 horas para deportistas, de 10.00 a 12.00 horas para personas mayores, de 12.00 a 19.00 horas para niños acompañados, de 19.00 a 20.00 horas para personas mayores y de 20.00 a 23.00 horas para deportistas, y que se respeten dichas franjas, sobre todo la reservada para personas mayores y más vulnerables.

Pese a que desde el principio, Villegas ha defendido la ejemplaridad de la sociedad murciana durante el estado de alarma, ahora reconoce que no le han gustado algunas de las imágenes de aglomeraciones que se vieron lunes, primer día de la fase 1 de desescalada por el coronavirus, en varios puntos de la Región, entre ellos Cartagena, aunque intenta suavizar su crítica indicando que «pueden ser hasta comprensibles por la euforia de poder salir, pero hay que ser responsable porque esto no ha terminado».

En este caso, señala que aunque se ha comenzado a retomar parte de la actividad comercial y afloran las relaciones sociales, «sólo estamos en el descanso del partido cuyo final no sabemos cuándo va a llegar» por lo que insiste en pedir prudencia y afirma que aún «no ha llegado el momento de los abrazos».

«No perder el control requiere el esfuerzo de todos, actuemos de forma prudente porque la irresponsabilidad de una persona puede poner en cuarentena a un centenar de ciudadanos más», subraya.

Respecto a las imágenes que se vieron también el lunes de autobuses masificados en Murcia, desde la Consejería piden a la población que tome todas las medidas de precaución y usen mascarillas, mantengan la distancia y lleven las manos limpias. No obstante, señalan que «el empleo de guantes no está justificado, ya que puede dar una falsa sensación de seguridad» y apuestan por el lavado de manos como medida más efectiva.

Material

Preguntado por los análisis que estaban esperando del lote de 30.000 mascarillas FPP2 que compró la Comunidad Autónoma y que fueron retiradas el pasado 27 de abril de los centros sanitarios al haber recibido un aviso de la Arrixaca y de responsables de CCOO de posibles irregularidades, Manuel Villegas ha informado de que «había dos tipos de mascarillas, las que tenían una protección del 95 por ciento han dado buenos resultados y se están utilizando ya» sin ningún problemas y están esperando los datos de las de protección del 99 por ciento, aunque creen que no habrá ninguna sorpresa porque son de una categoría superior.

Así, el consejero se atreve a afirmar que con estos datos «no ha habido ninguna situación de riesgo» para los profesionales que las han utilizado.

En cuanto al estudio de seroprevalencia que está llevando a cabo el Instituto de Salud Carlos III y en el que están participando todas las comunidades autónomas, Manuel Villegas ha informado este martes que ayer se terminó la recogida de la primera tanda de muestras y que la toma de datos se alargará, al menos, cuatro semanas más.

Mientras que sobre la orden publicada por el BOE que establece el envío de datos individuales de cada paciente, y no solo datos agregados, el consejero murciano considera que «cuanta más y mejor información tengamos, tanto a nivel regional como del Ministerio, mucho mejor».