07 de mayo de 2020
07.05.2020
La Opinión de Murcia
Pandemia

La desescalada en las residencias de la Región de Murcia será más lenta

La Consejería de Política Social prefiere retrasar la vuelta a la normalidad en estos centros, donde 66 personas han fallecido desde el inicio de la pandemia

07.05.2020 | 14:33
Una mujer saluda desde su ventana en la residencia de ancianos de Santomera.

La Región entrará seguramente en la fase 1 de la desescalada el próximo lunes 11 de mayo, pero puede que no todos los murcianos disfruten de esa pequeña liberación. Según ha podido saber la LA OPINIÓN, la Comunidad va a plantear al Gobierno de España la posibilidad de retrasar este proceso para todas las residencias de ancianos del territorio.

Para extremar la seguridad de los más mayores, la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social prefiere que estos centros continúen cerrados al públio y sin recibir visitas más allá de la fecha en la que el resto de la Región abandone la fase 3, que previsiblemente será el 8 de junio, ya que en ellos habita la población de riesgo que más ha sufrido los embates del coronavirus.

A día de hoy, continúan siendo cinco los centros afectados por la Covid-19 (cuatro residencias y un centro de discapacidad), en los que han fallecido hasta 66 personas, que representan casi el 50% del total de víctimas mortales de la pandemia en la Región (137). No solo los residentes han sufrido la enfermedad (293 afectados), sino que hasta 85 trabajadores fueron contagiados por el SARS-CoV-2.

La situación epidemiológica es muy buena en Murcia y esta misma mañana el consejero de Salud, Manuel Villegas, afirmaba que "el virus ahora mismo no está circulando prácticamente por la Región"; sin embargo, la desescalada podría suponer un peligro para los colectivos más vulnerables de las residencias.

La fase 1, el primer estadio de la desescalada, supone que ya se permitirían reuniones de hasta 10 personas dentro y fuera de casa, la apertura de terrazas al 50% de su capacidad y de tiendas de menos de 400 metros cuadrados sin cita previa, mercadillos al aire libre en la vía pública y el acceso a iglesias. Estas nuevas medidas preocupan a la Consejería de Política Social, que considera que la reapertura de las residencias debería hacerse una vez estén seguros de que el virus no vuelve a propagarse con la desescalada.

El Instituto Murciano de Acción Social (IMAS) revisará los protocolos de desconfinamiento y, a partir del lunes, empezará a tomar citas para tratamiento de pruebas específicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook