05 de mayo de 2020
05.05.2020
La Opinión de Murcia
Fase 0

Desescalada en Murcia: El pequeño comercio abre con cuentagotas ante los requisitos que debe cumplir

El plan de desescalada permitía a las tiendas atender a los clientes con cita previa este lunes, pero la patronal asegura que necesitan tiempo para prepararse

05.05.2020 | 04:00
Desescalada en Murcia: El pequeño comercio abre con cuentagotas ante los requisitos que debe cumplir

El pequeño comercio apenas si ha llegado a abrir este lunes debido a los requisitos que deben cumplir los establecimientos para poder atender a los clientes garantizando el cumplimientos de las normas de higiene y seguridad frente al coronavirus. La vicepresidenta de la Federación Murcia Área Comercial (Femuac), Carmen Piñero, que también preside la asociación Triángulo de Murcia, recordaba que las tiendas deben instalar previamente los dispositivos necesarios para poder ofrecer gel hidroalcohólico a los consumidores, además de los equipos de desinfección de los locales. Según sus estimaciones, la inversión precisa para poder levantar la persiana con esta dotación de medios requiere un gasto cercano a los 500 euros.

Carmen Piñero reconocía que las empresas están aún desconcertadas ante la regulación que ha establecido el Gobierno para la etapa de desescalada en las que solo pueden atender a los clientes citados, dado que algunas de las normas se han dado a conocer este fin de semana.

El pequeño comercio ha podido abrir sus puertas este lunes, mientras que las grandes tiendas tendrán que esperar hasta el día 11, cuando entrará en vigor la siguiente fase del proceso. Desde que se decretó el estado de alarma el pasado 14 de marzo solo han podido permanecer abiertas las tiendas de alimentación y los supermercados, las farmacias y los establecimientos relacionados con los suministros y con los servicios, aunque muchos profesionales optaron por bajar también la persiana ante el temor al contagio y la falta de clientela en unas ciudades desiertas por el confinamiento.

Por su parte, las tiendas grandes tendrán solo podrán abrir con una tercera parta de su aforo, mientras que los centros comerciales tendrán que esperar a la tercera fase de la desescalada, en la última semana de mayo, lo que ha provocado las quejas de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED). Esta patronal ha escrito una carta al presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, pidiéndole que traslade al Gobierno central su pretensión de que todas las tiendas que cumplan con los requisitos de seguridad, aforo e higiene puedan abrir sus puertas en la fase 1 de la 'desescalada', que se inicia el próximo día 11 de mayo.

Asimismo, los centros comerciales han pedido que se les permita abrir todos los domingos y festivos de 2020 y 2021 para compensar las pérdidas causadas por el estado de alarma, lo que ha llevado al pequeño comercio a anunciar que está dispuesto a movilizase para impedir que se amplíe el número de aperturas en festivos.

ANGED recordaba que estas grandes empresas han presentado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que afectan en la Región a miles de trabajadores. Alertaba asimismo de que de «la reapertura comercial dependen miles de proveedores e industrias nacionales, en su mayoría pymes».

Mientras tanto, algunos establecimientos ya habían empezado a instalar equipos para desinfectar el local mediante dispositivos de ozono u otros mecanismos, pero la mayoría está incorporando ahora la tecnología necesaria para garantizar la Seguridad de la ropa o los productos que utilicen los clientes. También tendrán que desinfectar los probadores y no podrán permitir a los clientes que utilicen el aseo.

Dentro de los establecimientos será necesario mantener la distancia necesaria para impedir el contagio, por lo que será preciso regular la afluencia en determinados momentos del día.

Carmen Piñero añadió que la mayoría de los comercios van a instalar dispensadores de gel antiséptico para que pueda aplicarse con mayor facilidad. «Yo voy a tener también mascarillas para los clientes que entren sin la suya propia», añadió.

La representante de Femuac recuerda que los comerciantes han tenido que sobrevivir con el negocio cerrado sin haber recibido ningún tipo de ayuda por parte de los ayuntamientos, a los que habían solicitado bonificaciones fiscales que les permitieran aguantar mientras siguieran sin ingresos. Entre sus reivindicaciones figuraban medidas como la exención del pago del recibo agua y la basura de estos meses. «Si hemos estado cerrados no hemos tenido ningún consumo», defendía Carmen Piñero.

Femuac propone igualmente que se incluya al pequeño comercio «en las actividades culturales, gastronómicas y de ocio» e incluso establecer acuerdos con las empresas de transporte para facilitar los desplazamientos e incentivar las compras en las tiendas locales.

Carmen Piñero confía en que los consumidores de la Región sean conscientes de la función que ejerce el pequeño comercio en las ciudades y en los pueblos y eviten «comprar por Internet» los productos que puede tener al alcance de la mano cerca de su propia casa.

Además de las bonificaciones en los tributos locales y regionales, Femuac ha pedido a la Comunidad que aplace el inicio de las rebajas de verano, que tradicionalmente arrancan a principios de julio, para evitar que la temporada quede cercenada. Sin embargo, Carmen Piñero reconocía ayer que Murcia no puede hacer nada para regular el calendario de las rebajas en la Región, dado que « si no se cambia la ley nacional». En 2012 el Gobierno de Mariano Rajoy liberalizó los horarios comerciales y suprimió los calendarios de rebajas, aunque las grandes cadenas siguen arrancando en las mismas fechas y marcan el inicio al resto del comercio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook