­La academia Fluency, pese a la crisis sanitaria generada por el Covid-19, ha conseguido readaptar su modelo de enseñanza en un tiempo récord en un ejercicio de compromiso con sus alumnos. En todo caso, la confianza de sus estudiantes ha sido clave para trabajar con esfuerzo ante un escenario sin precedentes.

Sin embargo, tras salvar ese periodo de incertidumbre y atender a las primeras medidas impuestas para desempeñar su labor formativa, desde Fluency confían en recuperar la normalidad de forma progresiva.

Mientras que sus clases continuarán a través de videoconferencias, probablemente, hasta finales de junio, tienen la esperanza de poder abrir de nuevo los centros este mes de mayo para poder recibir a los clientes en lo referente a temas administrativos, como por ejemplo la reserva de plaza del curso 2020-21 o la inscripción para los cursos intensivos de verano y los exámenes oficiales de julio.

Precisamente, la nueva planificación de los cursos y campamentos que tienen lugar durante el periodo estival es uno de los proyectos que más esfuerzo concentra para esta academia actualmente. Los citados campamentos se mantienen aún en el aire, ya que existen diversos factores externos que quedan fuera del alcance de la gestión de la propia academia, pero sí que tienen la certeza de poder realizar los intensivos.

En caso de no poder impartir las clases de forma presencial, las impartirán de forma virtual o tal vez combinando ambas modalidades.

En lo referente a los exámenes oficiales, Fluency tiene programadas sesiones de Cambridge English, Oxford Test of English y TOEIC, las cuales esperan poder realizar en su totalidad, aunque para ello sea necesario adaptar las instalaciones para poder cumplir con las normas de distanciamiento. De hecho, el plazo de inscripción para los exámenes oficiales de Cambridge se abre este mismo mes de mayo.

No obstante, respecto a la posibilidad de efectuar estos exámenes de manera virtual, desde Fluency quieren dejar constancia que Cambridge English sí que ha sacado una versión de su prueba Linguaskill que se puede realizar de forma remota.

Esta es una iniciativa muy interesante para los alumnos, aunque de momento solo sirve para los universitarios que necesitan certificar su nivel para terminar sus estudios o para solicitar becas o plazas de postgrado. Desde Fluency estiman que para la gran mayoría de los estudiantes, los certificados PET, FCE o Advanced serán más útiles a largo plazo. En todo caso, la academia también oferta Linguaskill, aunque siempre buscan el mejor asesoramiento para los alumnos, ya que la gran parte de sus profesores son también examinadores de Cambridge.

En definitiva, Fluency quiere transmitir que, para ellos, sus alumnos merecen todo el esfuerzo que hacen para conformar la gran familia que es Fluency, a la que ningún virus va a parar.