02 de mayo de 2020
02.05.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Pillería para poder pasar el puente en las playas de la Región

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sorprenden en controles a matrimonios en coches distintos al mismo destino: su casa en el litoral

02.05.2020 | 17:26
Una persona, sentada frente al mar en Cartagena.

«Señor agente, tengo que ir a trabajar a Mazarrón», alegaba un hombre al que paraban este sábado en un control a la salida de la capital murciana. Sin embargo, cuando los agentes decidían registrar el maletero del coche, para ver si era cierto lo que contaba el conductor, se encontraron con que había una maleta con ropa. Y hasta una jaula con un canario. Para completar la historia, otro coche para tras él en el control: en él, casualmente, la conductora es la esposa del primer conductor, y también se dirige a Mazarrón. Resultado: una multa de 1.500 euros.

En el caso de que hagan caso omiso de las instrucciones de los agentes, y finalmente acaben escabulléndose para ir a Mazarrón, se arriesgan a ser detenidos.

En Puerto de Mazarron, mientras tanto, la Policía incrementaba los controles, al ser alertada por vecinos de que se veía a demasiada gente «que no es de aquí» por el paseo. Los agentes iban pidiendo el DNI a la gente y, si veían que no se trataba de residentes en el lugar durante todo el año, procedían a sancionarlos.


Una joven, fotografiada este sábado por la mañana en Cartagena. Juan Caballero

Otros intentaban eludir los controles policiales, pero porque tenían cuentas pendientes con la Justicia. Así, agentes del Grupo Especial de Seguridad Ciudadana (GESC) de la Policía Local de Murcia arrestaban en Espinardo a un varón que intentaba darse a la fuga tras ver que habían un control. Cuando lo identificaron, los policías vieron que este sujeto tenía una orden judicial de busca y captura, por lo que procedieron a su detención, tal y como explican fuentes policiales.

En Águilas, mientras tanto, las pedanías se quedaban con restricciones de horario, con el fin de evitar «la discriminación entre los aguileños, apelando al principio de solidaridad y pensando, en todo momento, en la seguridad», considera la alcalde de la localidad, Mª Carmen Moreno. Y es que «no deben olvidar que, pese a encontrarnos en fase de desescalada, el virus sigue activo y debemos seguir en la lucha contra él», hace hincapié la regidora.


Un hombre se da un baño este sábado en una playa de Mazarrón. Juan Caballero

Inmersos en un atípico Puente de Mayo sin hoteles, los vecinos de Águilas veían cómo su Ayuntamiento procedía a abrir los jardines y a acondicionar las playas, para hacer uso de ellas, aunque solo «para pasear, no para tomar el sol ni para bañarse», insistió Moreno. Los parques infantiles continuaron cerrados.

Y a pie de arena, vecinos que se quedaron con las ganas de darse un chapuzón. Por el paseo, mientras, desde un anciano con bastón a una pareja que por fin podía pasear al aire libre, eso sí, con mascarilla y guardando de la distancia de seguridad con el resto.


Paseo de La Ribera, en San Javier, casi vacío en la tarde de este sábado.

Tampoco están abiertas todavía las playas del municipio de San Javier, donde la normalidad fue la tónica de la jornada. Runners por el paseo de La Ribera y ninguna presencia extraña de madrileños que se hubieran desplazado a su segunda residencia, ni en La Ribera ni en La Manga, indican fuentes policiales. Es más, a primera hora de la tarde las calles se veían vacías y las sombras de las palmeras, proyectadas, era lo único que se veía en los paseos.

Una imagen que contrastaba con lo que ocurría el pasado 1 de mayo, cuando la Benemérita sorprendía a un sujeto consumiendo alcohol en el paseo de La Ribera y lo denunciaba por infracción grave, informa el Cuerpo.

Llega una masa de aire cálido

La Región sigue teniendo un tiempo de playa. Las temperaturas permanecerán «anormalmente altas» el fin de semana y se alcanzarán los 36 grados en el sur peninsular, anuncia la Agencia Estatal de Metereología (Aemet). De hecho, este domingo se prevé la entrada por el suroeste de una masa de aire cálido procedente del norte de África, que provocará un aumento notable de temperaturas. El lunes, en cambio, la situación cambiará debido a un frente atlántico y se espera un «notable» descenso de las temperaturas en la mitad oeste peninsular, con valores normales en el tercio más occidental, aunque continuará el episodio de temperaturas altas en el resto. El martes se prevé un «descenso notable» de las temperaturas que afectará a toda la península, menos al área mediterránea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook