24 de abril de 2020
24.04.2020
La Opinión de Murcia
Consejo de Gobierno

Casas rurales con vistas al mar en la Región

El Gobierno autonómico ha aprobado un decreto que regula estos alojamientos, que ahora no tendrán que estar a más de 5 kilómetros de la costa

23.04.2020 | 22:54
Casas rurales con vistas al mar en la Región

Las casas rurales no volverán a ser como antes una vez pase la crisis del coronavirus. El Consejo de Gobierno aprobó ayer un decreto que regula estos alojamientos turísticos para profesionalizar el sector y los dota de nuevas posibilidades para los clientes.

Una de las principales novedades es que las casas rurales podrán ser compartidas con sus titulares, es decir, que los propietarios que vivan en ella no tendrán que abandonarla para alquilarla. También podrá ser compartida con otros huéspedes, por lo que, si cuenta con varias estancias, el alojamiento se podría alquilar a varias personas por separado para el mismo período de tiempo.

La segunda modificación que trae el nuevo decreto, que entrará en vigor cuando salga publicado en el BORM, es que ya no será necesario que las casas rurales estén a más de cinco kilómetros de la costa, por lo que la Región de Murcia pasará a tener casas rurales también en el litoral.

El decreto implanta cinco categorías en lugar de una única, lo que aumentará la profesionalización del sector, ya que, según explican desde el Gobierno regional, este tipo de alojamientos ofrece numerosas variedades.

Por otra parte, se establece en 500.000 euros la cuantía mínima de cobertura del seguro de responsabilidad civil por siniestro, mientras que hasta ahora solo se indicaba la obligación de seguro sin fijar cantidad.

La portavoz del Ejecutivo, Ana Martínez Vidal, fue la encargada de anunciar esta medida en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Según adelantó, el decreto afectará a 610 casas rurales y 22 hospederías. Estas últimas estaban clasificadas como casa rural y ahora serán catalogadas como hoteles de una estrella.

La norma, informaron desde el Ejecutivo, responde a la evolución que esta modalidad ha tenido desde su creación y tiene el objetivo de dar más seguridad y calidad tanto al propietario como al cliente, así como impulsar el turismo regional tras la crisis sanitaria de la Covid-19.

«El turismo rural es uno de los más adecuados para afrontar una vuelta a la normalidad con garantías, al tratarse de un turismo de proximidad y, a la vez, alejado de aglomeraciones», explicó Martínez Vidal.

El decreto fue sometido a informe de la Mesa de Turismo de la Región de Murcia, como ente representativo de los sectores profesionales, empresariales y académicos relacionados con el turismo. Igualmente, han remitido informe el Consejo Asesor Regional de Consumo y el Consejo Regional de Cooperación Local.

El objetivo del Gobierno regional es facilitar la inversión productiva y la innovación empresarial a través de normativas orientadas a facilitar los trámites administrativos y eliminar obstáculos innecesarios.

La portavoz del Gobierno señaló que, tras abordar las casas rurales, la próxima regulación del sector afectará a los cámpings.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook