21 de abril de 2020
21.04.2020
La Opinión de Murcia
COMUNIDAD Coronavirus

La Asamblea Regional aprueba los Presupuestos de la Comunidad para 2020

El acuerdo del PP, Cs y Vox permite culminar la tramitación de unas cuentas efímeras, que ahora serán modificadas por la pandemia

21.04.2020 | 14:27
Pleno de la Asamblea Regional.

El pleno de la Asamblea Regional ha aprobado los Presupuestos de la Comunidad Autónoma para 2020 con el voto del PP y Cs y la abstención de Vox. La votación ha arrojado un resultado de 22 votos a favor, 19 en contra de los diputados del PSOE y Podemos y la abstención de los cuatro diputados de la formación de Abascal.

El acuerdo alcanzado por estos tres grupos ha permitido rechazar todas las enmiendas al articulado presentadas por el PSOE y Podemos, con lo que culmina la tramitación de las cuentas de la Administración regional de Murcia que a partir de hoy empezarán a ser revisadas por el Ejecutivo para incorporar el gasto público necesario para hacer frente al coronavirus y amortiguar la crisis económica y social desencadenada por la pandemia.

El PSOE se había ofrecido a negociar un acuerdo con el Ejecutivo regional que evitara al PP y a Cs depender del apoyo de Vox para sacar adelante los cambios necesarios para hacer frente al gasto sanitario y a la crisis económica desencadenada por el estado de alarma, pero las propuestas del portavoz socialista, Diego Conesa, han sido rechazadas. Según algunas fuentes el acuerdo estuvo muy cerca hasta poco antes del inicio del pleno, aunque finalmente no llegó a producirse al no ser aceptadas las propuestas del PSOE.

Diego Conesa ha recordado que el presupuesto aprobado hoy será "el más efímero de la historia de la Comunidad", dado que será revisado inmediatamente después de su aprobación y ha reiterado su propuesta de crear un fondo de contingencia para hacer frente a los estragos del coronavirus eliminando las rebajas fiscales contempladas en los impuestos del juego.

En una votación realizada mediante el sistema ponderado, por lo que los diputados presentes han representado a todos los demás parlamentarios de su grupo, el hemiciclo ha sacado adelante un presupuesto de 4.753 millones de euros, 110 millones más que en 2019, y de las que todos los grupos consideran "desfasadas", aunque el PP también las cataloga como el "primer dique de contención" de la Covid-19.

La sesión ha estado marcada por la negociación paralela que han mantenido PP y PSOE para recabar el apoyo de los socialistas, que habían pedido previamente la revisión de la bajada del tramo autonómico del IRPF de 2021 y 2022 y destinar los 6,5 millones de euros de las bonificaciones fiscales a las empresas del juego a un fondo de contingencia a la Covid-19.

Ambos partidos han trabajado a partir del decálogo de propuestas presentadas por los socialistas, y que valoraba el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, pero no han acordado los apartados sobre Renta Básica de Inserción (RBI) y ayudas a autónomos.

En concreto, el PSOE ha pedido doblar durante 2020 la partida de RBI y ayudas de 1.500 euros para los autónomos que han cesado su actividad y de 750 euros para los trabajadores por cuenta propia que hayan visto mermados sus ingresos.

Por su parte, el PP ha propuesto incrementar significativamente la actual partida para RBI y dar ayudas a los autónomos, pero lo ha vinculado a la existencia de fondos y a conocer las partidas procedentes del Estado y de la UE. Al no haber entente, el PSOE, junto a Podemos, han votado en contra de los presupuestos.
En el debate, el portavoz parlamentario del PP, Joaquín Segado, ha indicado que el PSOE quiere subir los impuestos cuando apuesta por una "revisión fiscal", algo que su homólogo socialista, Diego Conesa, ha circunscrito a "congelar" las tasas impositivas a las rentas más altas.

Conesa ha indicado que el presupuesto es "inservible" y no responde a la "emergencia" que viven "cientos de miles de murcianos" porque los ingresos están "inflados" y las cifras macroeconómicas están calculadas sobre un escenario previo a la crisis generada por el coronavirus.

"O salimos juntos o no saldremos, por lo que mi mano sigue tendida aunque nos la retiren", ha asegurado el líder regional socialista mirando al presidente murciano, Fernando López Miras.

Sin embargo, Segado ha acusado a Conesa de querer "cambiar las condiciones a mitad de la partida", aunque ha emplazado al PSOE a que se sume a la Estrategia de Reactivación Económica y Social creada por el Gobierno regional, en la que estarán presentes los partidos y los agentes sociales y económicos.

Por su parte, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan José Molina, ha criticado a su socio de gobierno por haberle dejado "totalmente al margen" en su negociación con el PSOE y que solo le hayan informado a posteriori.

Molina ha concretado las partidas presupuestarias que, a través de la Estrategia de Reactivación, deben modificarse y que deben priorizar a las consejerías de Salud, Política Social, Empleo y Empresas.


Mientras, su homólogo de Vox, Juan José Liarte, ha resaltado que el presupuesto, a pesar de ser "continuista", incorpora el acuerdo de su grupo con PP y Ciudadanos, que está basado en "valores" como el pin parental.

Desde la bancada de Podemos, Rafael Esteban ha reprochado al Gobierno regional que les tiendan la mano tras pasar el "rodillo" rechazando todas las enmiendas de la oposición. "Nos proponen negociar con sus reglas y que nos sumemos sin ceder nada", ha censurado.

Tras la votación, López Miras ha apuntado, como motivos del fracaso de la negociación con el PSOE, a la necesidad de conocer los fondos estatales y de la UE para financiar las medidas que se implanten y su rechazo a la subida de impuestos.

Debido a la situación de excepcionalidad provocada por la incidencia del coronavirus, la Asamblea Regional ha celebrado por primera vez en su historia un pleno en el que se ha reducido el número de diputados asistentes y el voto ha sido ponderado. El pleno ha estado compuesto por 17 diputados, cinco del Grupo Parlamentario Socialista, cinco del Grupo Popular, dos CS, un diputado del Grupo Vox y otro de Podemos.

En representación de la Mesa han asistido el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo y el secretario Primero, Francisco Carrera.

También ha asistido el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, que al terminar la sesión ha abierto la puerta a continuar la negociación sobre la Estrategia para la Reactivación de la economía regional para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus.

El primer punto del orden del día del pleno ha sido la convalidación del decreto ley 2/2020 de 26 de marzo, de medidas urgentes fiscales en materia tributaria y de agilización de actuaciones administrativas debido a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, por 43 votos a favor y dos abstenciones. Este decreto permite aplazar el pago de impuestos y elimina tasas administrativas que supondrán un ahorro de más de cuatro millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook