18 de abril de 2020
18.04.2020
La Opinión de Murcia
Salud

Solidaridad en las venas de los murcianos

El Centro Regional de Hemodonación reinventa el proceso de donación durante la pandemia de coronavirus para garantizar a los hospitales las 150 unidades de plaquetas que necesitan a diario

17.04.2020 | 19:32
Solidaridad en las venas de los murcianos

La solidaridad de los murcianos está llegando en estos días de muchas formas a los hospitales de la Región: mascarillas, pantallas protectoras, batas, productos de higiene y hasta de alimentación. Pero, sin duda, uno de los gestos más valiosos y que menos cuestan son las donaciones de sangre, esas que permiten que se sigan realizando tratamientos médicos e intervenciones quirúrgicas que, aunque se hayan reducido, se siguen llevando a cabo.

Para poder seguir llevando a los hospitales las unidades de sangre, plaquetas o plasma que necesitan para funcionar, el Centro Regional de Hemodonación ha tenido que reinventar la forma de trabajar con nuevos protocolos que garanticen las seguridad y eviten contagios de coronavirus.

Cuando comenzó el estado de alarma, a mediados de marzo, el Centro de Hemodonación tenía un buen stock de hematíes, pero «lo hicimos con la gran preocupación de tener que suspender todas las colectas que había programadas, colectas de centros de enseñanza, empresas, colectivos con donaciones masivas de cara al puente de San José y Semana Santa», explica Toñi Gómez, responsable del Servicio de Promoción de Hemodonación.

Por ello, para paliar la necesidad de componentes sanguíneos por la demanda de los hospitales, sobre todo de plaquetas, Hemodonación cita a donantes de las colectas programadas que no se han suspendido, tanto en Murcia como en Cartagena, y lo hacen de forma distinta a como se hacía habitualmente.

En este caso, utilizan una aplicación con posibilidad de mensajería instantánea con la que se le ofrece al donante información sobre qué condiciones mínimas hay que cumplir y la posibilidad de contactar de manera inmediata con Hemodonación, de tal forma que se hace un triaje previo y «solo sale de casa quien realmente puede donar sangre».

En ese primer mensaje se hace un triaje por descarte, preguntando sobre viajes en los últimos 6 meses o en las últimas 4 semanas, fiebres o resfriados en los últimos 15 días, contactos de riesgo con personas que puedan ser sospechosas de Covid-19, además de la entrevista predonación habitual.

Para evitar aglomeraciones, los responsables del Centro de Hemodonación van citando a los donantes por franjas horarias a través de SMS en las colectas de equipo móvil, evitando así que haya aglomeraciones. Mientras que en el centro se ofrece atención de 8.30 a 20.30 horas. En estas citaciones se suele tener en cuenta a los 25.000 donantes habituales, quienes suelen donar una o más veces cada año.

Gómez insiste en que «gracias a la solidaridad, generosidad y responsabilidad social de los donantes de sangre de la Región se está trabajando con total normalidad y podemos abastecer a los hospitales de componentes sanguíneos sin problema, ya que se están consiguiendo entre 100 y 150 donaciones de sangre al día, que son las necesarias para abastecer de plaquetas», aunque recuerda que «no podemos bajar la guardia, la necesidad sigue estando ahí y hay muchos enfermos oncológicos y hematológicos necesitan de esos componentes».

Mayor seguridad

Para las donaciones también se extreman las medidas de seguridad e higiene, utilizando solución hidroalcohólica en todos los pasos de la donación, proporcionando al donante guantes y mascarilla y utilizando fundas de un solo usos para las camillas. Incluso el bolígrafo con el que se firma el consentimiento informado, es de único uso, ya que «debemos generar un ambiente seguro para el donante y nuestro personal». El centro también facilita un justicante para salir de casa. La responsable de Promoción indica que «cuando vamos a un municipio contactamos con Policía Local y Nacional para avisar de nuestra actividad y evitar que los donantes tengan problemas por la movilidad. Un gesto solidario que salva vidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook