El Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Confederación Hidrográfica del Segura, ha abierto 184 expedientes sancionadores desde agosto de 2018 por uso privado de agua sin autorización en el entorno del Mar Menor. En total, 935 hectáreas ya tienen una resolución sancionadora mientras que 2.427 hectáreas están todavía pendientes de resolver el expediente sancionador (incluye las 635,4 hectáreas de la comunidad de regantes Arco Sur recientemente inspeccionada).

Estos últimos datos actualizados de las inspecciones llevadas a cabo para reducir la entrada de contaminantes en el Mar Menor los ha dado a conocer el Ministerio de Transición Ecológica este martes en el informe actualizado sobre las actuaciones urgentes y estructurales proyectadas para lograr la recuperación integral de la laguna.

En dicho informe se señala que también están en inspección por los agentes medioambientales la Cota-120 perteneciente a la comunidad de regantes del Campo de Cartagena en la que de las 11.220 hectáreas autorizadas, tienen en riego aproximadamente "1.000 hectáreas de más". El Ministerio aclara que el perímetro aprobado de regadío para esta comunidad de regantes es de 15.900 hectáreas y la superficie regable es de 11.220, aunque se están regando unas 12.220.

La Confederación ratifica de nuevo en este informe que la superficie de regadío sin derecho detectada en el Campo de Cartagena es de 9.500 hectáreas que no están inscritas en el registro de Aguas. De ellas unas 1.600 hectáreas están ya con expediente finalizado y comunicado a la Comunidad de Murcia. Además, hay unas 1.900 hectáreas con expediente abierto y pendiente de finalizar. "Se continúan las actuaciones hasta alcanzar la cifra inicial de 9.500 hectáreas en expedientes administrativos que dilucidarán su legalidad", se señala en el escrito.

El Ministerio continúa trabajando en la preparación de un Programa Verde Integrado de actuaciones para la recuperación del Mar Menor, que ordena, selecciona y prioriza las propuestas del Plan de Vertido 0, así como diferentes actuaciones fijadas en el marco de otros trabajos incluidos en la hoja de ruta. Se está actuando, en paralelo, en la ejecución de las medidas identificadas como urgentes, de las que se actualiza su estado de ejecución.

En cuanto a las desalobradoras sin autorización en el Campo de Cartagena, se han estado realizando inspecciones al menos dos días por semana con una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil. Los expedientes abiertos por detección de desalobradoras en el entorno del Mar Menor al cierre del año 2019 se elevaron a un total de 93, que casi duplicaron los de 2018.

El Ministerio señala que la Comisaría de Aguas procederá en breve a precintar la desalobradora de la comunidad de regantes Arco Sur al no contar con la autorización de vertido tierra-mar del Gobierno regional.

Control de vertidos al Mar Menor

En lo referente al control de vertidos, la Confederación realiza campañas habituales de control de vertidos de los efluentes de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDARs), así como controles extraordinarios. El número de expedientes sancionadores abiertos al cierre de 2019 por vertido contaminante de agua residual al Dominio Público Hidráulico fue de 135.

Los expedientes sancionadores que cuentan con resolución y que se corresponden con infracciones en el ámbito de influencia del Mar Menor se comunican a la Comunidad. En conjunto, señala el Ministerio, se han remitido 84 expedientes por un total de 1.471,46 hectáreas denunciadas por uso privativo de aguas sin autorización.

Los expedientes sancionadores que cuentan con Resolución se remiten también a la Fiscalía.

El Fiscal Superior de la Fiscalía de la Región de Murcia ha comunicado al Ministerio que archiva las diligencias de investigación abiertas porque no se desprende que la conducta de los citados expedientes pueda incardinarse en el código penal. Por otra parte, sí remite estos expedientes al Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia que lleva a cabo las diligencias previas por la contaminación del Mar Menor.

Buscar a los responsables

Por otra parte, el Ministerio de Transición Ecológica requirió el pasado 7 de febrero a la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente abrir un procedimiento de responsabilidad ambiental por el estado en que se encuentra el Mar Menor. Es por ello que el Gobierno central ha pedido al regional que proceda a identificar qué actividades económicas o profesionales son los causantes de los daños o riesgos medioambientales constatados por los informes técnico-científicos a los que ha tenido acceso el Ministerio. Hasta el momento, según indica Transición Ecológica, el Gobierno regional no ha dado respuesta a este requerimiento.

Residuos mineros

Para la restauración hidrológica y forestal de las cuencas mineras que vierten al Mar Menor se ha elaborado, en colaboración con la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), una serie de medidas "para la mejora de las obras de corrección hidrológica existentes". Incluyen, entre otras, la construcción de lechos calizos; nuevos diques para retención de sedimentos; corrección de pendientes; reforestación del lecho, taludes y márgenes del cauce y la estabilización, inertización y revegetación de los depósitos mineros. El Ministerio indica que en breve se iniciarán los trabajos de contratación para la redacción de proyectos.

Las ramblas mineras objeto del trabajo son las denominadas Ponce, Carrasquilla, Mendoza (Beal), incluyendo la rambla de Las Matildes. Además de las propuestas anteriores, en alguna de estas ramblas se propone crear una barrera vegetal en su desembocadura.