07 de abril de 2020
07.04.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Sí avisó de que tenía el hidrogel: un problema técnico acabó con la Guardia Civil en su nave

El propietario de la empresa de Las Torres logra demostrar que dio parte del material, aunque no tuviese el justificante

07.04.2020 | 10:34
Documento mandado al hombre tras su problema.

"Se disculparon por problemas en la web, había pasado con más casos", explica el dueño

Más de 12.000 litros de hidrogel eran hallados por la Guardia Civil en un almacén ubicado en el Polígono Industrial del Aire, en Las Torres de Cotillas. Un montón de material de un producto sanitarios que se agotó en las farmacias al poco de llegar a la Región la epidemia de coronavirus que aún persiste. El dueño del producto, al ver llegar a los agentes, se apresuró a decir que él no había hecho nada malo.

El responsable de esta nave, perteneciente a una empresa especializada en la fabricación de perfumes y cosméticos, tenía material lo tenía de manera legal, según comprobaron desde el Instituto Armado, pero no los investigadores sospecharob que no había dado cuenta de su existencia. Razón: no había justificante que así lo acreditase, explica el afectado. Resultado: carga inmovilizada y precintada

Dar parte a las autoridades de que se posee este material es una obligación explícita que recoge tanto el decreto de estado de alarma como todas sus posteriores ampliaciones. Hay que recordar que los profesionales llevan desde el principio denunciando una escasez dramática de protecciones para el personal sanitario que atiende en la primera línea de lucha contra esta pandemia llegada de China.

El dueño en ningún momento fue arrestado, sí informado de que podría hacer frente a una sanción por presuntamente haber cometido una infracción administrativa: la de ocultar la existencia del hidrogel, en vez de haberla comunicado y puesto a disposición de las autoridades sanitarias. Pero él insistía en que sí lo hizo. Hasta que pudo conseguir los papeles que así lo ratificaban, porque "lo llevamos todo a rajatabla", subraya.

"La Guardia Civil vino a pedirnos la comunicación a Sanidad el día posterior al estado de alarma y, por un problema en la web de Sanidad, por colapso ese día, la solicitud la enviamos pero no se descargó el acuse de recibo", indica el afectado. Para más inri, en aquel momento "el horario de Sanidad no permitía que llamáramos al estar cerrado". La Benemérita inmovilizó y precintó el material, aunque "ni nos paró la producción ni nada", incide el hombre, que añade que, cuando pudo contactar con Sanidad, "se disculparon por problemas en la web, había pasado con más casos", y se lo mandamos a la Guardia Civil: dos guardias vinieron rápidamente y desprecintaron los palets". No será sancionado, pues la culpa no fue suya, sino de la tecnología.

Se trata de un producto que usan habitualmente en el trabajo en el laboratorio, lo adquirió de una manera totalmente legal y en ningún caso tenía intención de comercializar de forma ilícita con el hidrogel, que emplean para hacer cremas corporales y faciales y aceites de tratamiento, entre otros.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook