02 de abril de 2020
02.04.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Confinamiento en la potabilizadora de La Contraparada para asegurar el suministro de agua

Cuatro operarios de Aguas de Murcia viven durante esta semana aislados en las instalaciones para mantener el tratamiento de los recursos hídricos

02.04.2020 | 12:59
Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de La Contraparada.

Aguas de Murcia ha elaborado un plan de contingencia para que sus instalaciones de La Contraparada, en la pedanía murciana de Javalí Viejo, sigan funcionando para suministrar agua potable a todo el municipio de Murcia. Para ello, se han confinado dentro de la planta potabilizadora cuatro operarios que mantendrán la actividad de tratamiento sin tener contacto con el exterior.

La empresa municipal de aguas y saneamiento de Murcia ha preparado tres equipos de cuatro operarios cada uno. El primer equipo permanece ya aislado dentro de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) durante los siete días de esta semana sin tener contacto con contratistas u otros empleados de Aguas de Murcia para garantizar el tratamiento del agua que captan del río Segura y posterior suministro a todo el municipio.

Desde hace unos días, los cuatro operarios, que trabajan de forma independiente dentro de la planta, residen en cuatro autocaravanas de forma individual que la empresa municipal ha adquirido para que puedan descansar durante esta semana. Previamente, estos vehículos fueron desinfectados, así como los espacios comunes de la planta potabilizadora para asegurar que no haya contagios por coronavirus.

Este centro de Aguas de Murcia está considerado como infraestructura crítica por el Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas, por lo que hace unas semanas se elaboró un plan de contingencia para asegurar que no haya circulación en la planta entre personas que entran y salen de sus puestos de trabajo. La empresa ha garantizado a los operarios la comida a través de una empresa de catering y ha organizado turnos de 12 horas entre sus cuatro operarios, que trabajan en parejas.

"Si no hubiéramos elaborado este plan y se diera algún caso de contagio dentro de la planta, la potabilizadora debería parar unas horas para desinfectar toda la instalación". señalan desde Aguas de Murcia. La semana próxima un segundo equipo de cuatro operarios entrará en la planta para sustituir al primero, se desinfectarán las autocaravanas y el resto de espacios comunes. Un tercer equipo estará preparado por si se diera la situación de algún contagio dentro de la planta y se tuviera que sustituir a alguno de las otros dos grupos de operarios.

Dentro de la planta, cada día los operarios se toman la temperatura y dan parte de su estado de salud antes de comenzar a trabajar. Con los turnos de 12 horas y cuatro operarios trabajando, la empresa realiza una reducción directa de un 33% en el número de operarios que entran en la instalación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook