29 de marzo de 2020
29.03.2020
La Opinión de Murcia
Entrevista
Región empresaria
CEO fundadora de Metaenlace

Rosario Ibáñez, CEO fundadora de Metaenlace: "Nuestros clientes estaban avisados de que esto iba a explotar y se han preparado"

"El análisis informático de los datos permite predecir escenarios y comportamientos futuros; esta crisis sanitaria es un buen ejemplo de sus aplicaciones"

29.03.2020 | 04:00
Rosario Ibáñez estudió Ingeniería Informática en la Universidad de Murcia

Metaenlace es una empresa de servicios integrales para sistemas de información, que comprenden consultoría y mantenimiento tecnológico, desarrollo de aplicaciones a medida, herramientas para el sector bancario, y de manera destacada, servicios para la creación de conocimiento mediante la extracción, gestión y análisis de datos para grandes empresas y organizaciones, el llamado 'Business Intelligence' o Inteligencia de Negocio

ElPozo, Navantia, Hero, Telefónica, HP, Seat, Grupo Agbar, Repsol, Iberdrola, Indra, son algunas de las grandes empresas españolas que han requerido los servicios de Metaenlace, una empresa que también trabaja con administraciones públicas como el Ministerio de Defensa, la Comunidad de Madrid, el Servicio Murciano de Salud o la Generalitat Valenciana y entidades bancarias como BBVA, Banco de España, Santander, Bankia o Cajamar, entre otras; casi todos ellos, marcados por la actual crisis sanitaria provocada por el coronavirus, han contactado con esta compañía murciana para asegurar el mantenimiento de algunos de sus sistemas de información mediante el teletrabajo y la organización de los trabajadores del departamento informático.

¿Cómo les afecta la crisis sanitaria?
Nuestros clientes estaban avisados de que esto iba a explotar como ha sucedido y se han preparado para afrontarlo. Desde la semana del dos de marzo (antes de las manifestaciones multitudinarias por el Día de la Mujer y otros eventos grupales), empezamos a recibir comunicados en relación a los planes de contingencia de grandes empresas a nivel nacional para afrontar la crisis, de manera que estuviéramos preparados para poder teletrabajar, y que los equipos informáticos, el personal, pudiera estar disponible, además nos indicaban cómo configurar los equipos para mantener el servicio bajo los mismos criterios y prioridades que se manejan en el sector sanitario, donde prima evitar la saturación o que todo el personal enferme a la vez, por eso estamos calculando con cuidado el porcentaje de trabajo presencial indispensable de nuestros profesionales.

No todos los clientes estaban preparados para esa forma de trabajar. Con los proveedores fue más fácil porque ya estaba todo configurado. En cuanto a los componentes informáticos, hay escasez, que un gigante como China haya estado paralizado todo este tiempo se ha dejado notar; pedías 10 y te venían 3. Pese a todo, fuimos capaces de anticipar esta situación y eso nos ha evitado algunos problemas. Todo nuestro personal, salvo los que por su actividad no pueden, está teletrabajando, a algunos les ha costado acostumbrarse a trabajar en remoto y seguir cumpliendo los horarios.

En cualquier caso, los acontecimientos nos han ido cayendo, y lo siguen haciendo, íbamos actuando por horas, conforme llegaban los comunicados del Gobierno.

¿Su empresa ha iniciado un ERTE?
De momento, no hemos iniciado un ERTE.

¿No lo descarta?
No se puede descartar nada, en este momento nadie puede, dependemos de nuestros clientes, y es una cadena, algunos poseen grandes comercios por toda España, y es evidente que les afectará especialmente. A nivel de informática, seguirán trabajando sí, pero a nivel económico, que es distinto, quizá consideren algún tipo de actuación. De momento, nos estamos salvando.

¿Cómo afronta el sector tecnológico la crisis sanitaria?
Creo que la crisis económica va a afectar a todos los sectores, y a todos los ámbitos, incluso el de la alimentación porque la exportación había estado creciendo mucho en España y se va a resentir. Es imposible que no ocurra, incluso para aquellas empresas que están cambiando o adaptando su modelo de producción.

De forma inmediata a nosotros no, y a medio plazo, depende de lo que dure esta crisis. La inversión en nuevas tecnologías en informática es siempre creciente, lo fue en la anterior crisis económica y lo será ahora, sin duda será uno de los sectores donde más se amortigüen las consecuencias y donde haya más demanda cuando se supere, porque al final, lo que permite a las empresas y entidades seguir creciendo es la provisión de datos y el análisis de los mismos a través de la Inteligencia de Negocio.

En esta crisis se ve perfectamente, es un ejemplo muy práctico, todos los casos de contagio deben quedar registrados para hacer predicciones. El análisis informático de los datos nos permite predecir escenarios y comportamientos futuros; por ejemplo, nosotros, podemos ofrecer al sector bancario desarrollos que predicen la demanda o la propensión de fuga de clientes.

Hacemos muchos desarrollos de software bajo demanda, a medida, nos integramos en los equipos informáticos de nuestros clientes, y nos adaptamos al sector en el que operan.

¿Esa exclusividad de los trabajos supone un reto para su plantilla?
Trabajar a estos niveles nos obliga a disponer de trabajadores de alta cualificación y que sean talentosos, por eso nuestro lema es 'talento tecnológico', además, buscamos unos requisitos muy específicos, tanto en conocimiento tecnológico como funcional, para el que existe una gran demanda de empleo.

Tenemos dos vías de captación de personal, una tiene que ver con la búsqueda de un perfil sin experiencia, pero con estudios en informática, (ciclo formativo o titulación universitaria); a partir de ahí, iniciamos unos exhaustivos procesos de selección con test que miden la aptitud y la actitud de los candidatos, para después ofrecer formación a los seleccionados (durante seis meses como mínimo) e incorporarlos en equipos de trabajo con profesionales experimentados. Aunque lo cierto es que, en esta profesión, al igual que ocurre en Medicina o en Derecho, nunca dejas de formarte. Aquí todo cambia mucho y muy rápido, y si te relajas, te quedas obsoleto.

La otra vía esta relacionada con la búsqueda de perfiles específicos, con unos conocimientos determinados y es la parte más difícil. Tras casi 20 años de andadura, hemos trabajado de manera muy concienzuda para que el cliente pueda obtener los mejores resultados en todos los aspectos. No es sólo la mera presencia de un informático, sino que se apliquen diversas metodologías profesionales para que el resultado sea óptimo. No nos podemos permitir el lujo de equivocarnos cuando trabajamos para clientes tan grandes, porque las consecuencias serían nefastas.

Ha recibido varios galardones que resaltan su condición de mujer empresaria, ¿cómo los percibe?
Quizá sea crítica con las mujeres, es decir, considero que el movimiento se demuestra andando, y una tiene que luchar, trabajar y no esperar que venga nadie a resolverte los problemas. Hay gente que espera dificultades, pero yo no lo has tenido, quizá por el sector en el que estoy; sólo puedo hablar por mí, está claro, pero no he conocido ni sufrido, en mis más de veinte años de experiencia, ningún caso de discriminación.

Mis clientes sólo quieren una cosa: que les resuelvas sus problemas, seas hombre o mujer. Ahora bien, las 'superwomen' no existen, si asumes más liderazgo empresarial tendrás que reducir tu liderazgo a nivel personal. Mayor responsabilidad implica mayor sacrificio, y necesitarás compatibilizar ambos aspectos y tener ayuda, bien de tu pareja, de familiares, o contratarla.

¿Por qué cree que las jóvenes no apuestan por las carreras STEM?
Hay que hacer autocrítica, quitarnos ciertos clichés. Cuando estudiaba la carrera, éramos muy pocas ingenieras. Apuestan por otras carreras como Medicina, Enfermería o Derecho, y perciben la informática como un mundo de friquis, y no es así. Es una carrera y una profesión muy bonitas, se requiere análisis lógico matemático y te permite conocer con profundidad los procesos y diseños de sectores diversos; además suele tener ventajas en cuanto al horario laboral y una gran demanda.

¿Cómo afronta el futuro?
No hemos dejado de crecer durante todos estos años, nuestro pensamiento era seguir creciendo, teníamos previsto incursiones a nuevos clientes, y profundizar en el Business Intelligence. Dadas las circunstancias, hay proyectos que íbamos a iniciar que se han paralizado; ahora son inviables. Esperamos cerrar este paréntesis, y que esos proyectos puedan volver a reiniciarse, ¿cuándo?, lo desconocemos, pero vamos a mantener y consolidar lo que ya tenemos.

Notas personales

OBJETIVOS Rosario Ibáñez conoció a su marido, Pedro Muñoz (cofundador de la empresa), en la carrera de Ingeniería Informática; tras su paso por General Electric, ambos fundaron en 2001, en plena crisis económica, la empresa Metaenlace, «empezamos a hacer pequeños proyectos, para pequeñas empresas... en temas de internet; en aquellos momentos era la revolución, y no existían tantos productos o desarrollos en un navegador. Trabajamos en ese nicho de mercado, que no estaba explotado en el momento. Fuimos un poco visionarios de lo que sucedería».

La directora general de Metaenlace asegura que en informática, «es importante la capacidad que tengas para anticiparte e innovar, introducir cambios tras un estudio de mercado, y lanzarse, no tener miedo. Si llega una nueva tecnología, la aprendes, te formas, y empiezas a implantarla. No debes quedarte anquilosado en el presente, en lo que ya sabes, por eso queremos con nosotros a trabajadores versátiles, que quieran conocer nuevas tecnologías, y sean valientes».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook