Las copiosas lluvias caídas en las últimas horas en Puerto de Mazarrón y los fuertes golpes de viento han dañado irreversiblemente el monumento natural de las erosiones de Bolnuevo, de las que se ha desprendido una gran roca de la parte superior, informa el ayuntamiento.

En un comunicado, pide la actuación urgente de la Dirección General de Medio Natural autonómica tras informar del vallado de la zona para evitar riesgos para la seguridad de la gente que se acerque a las gredas.

Formadas por material arcilloso compuesto por sílice y aluminio, originado a su vez tras la alteración de rocas ígneas y metamórficas, la erosión ha ido modelando sus peculiares formas y el ayuntamiento viene solicitando a ese organismo autonómico el acondicionamiento y vallado para evitar que la gente suba hasta lo alto por el riesgo para las personas y el monumento.

El ayuntamiento ha mantenido reuniones con la empresa propietaria del terreno en el que se ubican, que había mostrado su predisposición para que se pudiera llevar a cabo el proyecto de protección y conservación, con fondos y proyecto adjudicado a la espera de su permiso.

Aunque no se puede frenar el fenómeno natural de la erosión en el monumento, sí se puede conservar mejor si se restringe el acceso de personas a él, señala el alcalde, Gaspar Miras, que pide que se estudie la posibilidad de recuperar el aspecto original de las gredas.